sábado, 16 de mayo de 2015

La masculinidad: la inesperada virtud de la invisibilidad.

"Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre...
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos...
y sé todos los cuentos."
León Felipe, poeta.

 “Si bien es difícil ser mujer… es imposible ser hombre”.
Ferdinando Camon, escritor.



"Tengo la sensación de que todos los artistas que participamos en esta exposición nos hemos inventado un alter ego para poder explicar y hablar con sinceridad de lo que nos pasa. Hemos tenido que crear un personaje para poder ser nosotros mismos", sentencia Carlos Pazos, artista que participa en la exposición sobre masculinidad 'Chercher le garçon' (Buscar el hombre). Una exposición que cuestiona a través del arte los valores tradicionales asociados a la masculinidad: eficacia, autoridad, heroísmo, conquista, fuerza...

 

"Los niños no lloran", "no te comportes como una niña", "maricón el último"... ser hombre se construye a través de la oposición. No se sabe lo que es ser hombre, sino lo que no es serlo. 

 

“Ser rudo, ruidoso, beligerante; maltratar a las mujeres y convertirlas en objeto de fetichismo; buscar sólo la amistad entre los hombres al mismo tiempo que se detesta a los homosexuales; ser grosero, denigrar las ocupaciones femeninas. La primera obligación para un hombre es la de no ser una mujer” afirma Robert Stoller, antropólogo.

En este caso, son únicamente los roles masculinos los que legitiman la
virilidad "de tal manera que la masculinidad es cualquier cosa que no sean las mujeres" subraya el antropólogo Matthew C. Gutmann. Y explica:
 
"La antropología desde siempre se ha ocupado de hombres hablándoles a hombres sobre hombres. Sin embargo hasta hace poco tiempo, fueron contados aquellos quienes dentro de la disciplina del “estudio del hombre” realmente examinaron a los hombres como hombres."

"Los antropólogos que tratan diferentes temas reconocerán que en muchos trabajos se da por hecho la naturaleza de los hombres y la masculinidad. Una rápida ojeada a los índices de la mayoría de las etnografías muestra que las “mujeres” existen como categoría en tanto que los “hombres” raramente aparecen listados. La masculinidad o se ignora o se considera que es la norma, de forma tal que el hacer un inventario por separado es innecesario. Así que, aquí también “género” con frecuencia quiere decir mujeres y no hombres.

"La invisibilidad de la masculinidad no sólo es académica" explica el sociólogo Michael Kimmel, "sus consecuencias son graves y de carácter político. Para ilustrar lo anterior voy a referir una conversación entre una mujer blanca y una mujer negra: 
 
La negra pregunta: 

"Cuando te miras al espejo, ¿qué ves?" 

"Veo una mujer", responde la blanca. 

La negra explica: "Ese es el problema, cuando yo me miro al espejo, veo una mujer negra. Para ti la raza es invisible, porque así funcionan los privilegios." 

O sea que los privilegiados no saben cómo o por qué los son. Antes cuando me veía al espejo veía a un ser humano, sin raza, clase o género: universal. A partir de esa conversación me convertí en un hombre blanco de clase media. Me di cuenta de que la raza, la clase y el género también tenían que ver conmigo. Tenemos que hacer la masculinidad visible y darnos cuenta de que la invisibilidad es consecuencia del poder y el privilegio."

 

El antropólogo David D. Gilmore escribía que “la masculinidad obsesiva es siempre fuente de conflictos y de tensiones. Obliga a ponerse una máscara que simule una superpotencia y una independencia matadoras. Y cuando cae la máscara se descubre un bebé que tiembla y se pregunta: "¿por qué tenemos que ser competitivos y disciplinados a la fuerza? ¿Por qué no puede una sociedad industrial moderna existir y progresar sin un rol masculino agresivo? ¿Hay algo en las sociedades complejas que, en sentido general, requiera la existencia de estos roles masculinos?" se pregunta Gilmore.

En realidad, "no hay una forma de ser hombre" explica Andrés, miembro de la asociación Ahige (Asociación de Hombres por la Igualdad de Género) "hay múltiples formas de serlo, de vivir tu masculinidad. Se trata de que cada uno de nosotros seamos libres y tengamos capacidad para decidir qué tipo de hombre queremos ser". 

"Para cambiar la sociedad, tenemos que transformarnos nosotros primero a nivel personal. Tenemos el patriarcado absolutamente interiorizado y debemos ir quitándonos capas".

"Hay que pluralizar y desagregar la masculinidad pues son múltiples sus construcciones, aunque también hay que señalar que ideológicamente éstas no son vistas como iguales" explica el sociólogo Michael Kimmel. "Hay jerarquías, no sólo de hombres sobre mujeres, sino de hombres sobre otros hombres, heterosexuales sobre homosexuales, blancos sobre negros, personas de edad mediana sobre viejos y jóvenes, etcétera" 

"Pero el problema no son los hombres, sino la definición tradicional de masculinidad" aclara el sociólogo. "Es la masculinidad tradicional lo que mantiene a muchos hombres a la defensiva cuando se les presenta una ideología de equidad ante las mujeres, los gays, etcétera."



"Hay una definición hegemónica de la masculinidad: joven, casado, blanco, urbano, del norte, heterosexual, católico-protestante, padre, con educación universitaria y empleo de tiempo completo, buena complexión física, peso y estatura y un récord deportivo."

"El hombre que no pase cualquiera de estos requisitos se verá a sí mismo como devaluado, incompleto e inferior. El machismo es una consecuencia psicológica de esta sensación.

Un psicólogo acuñó las cuatro reglas de la masculinidad que tienen que ser suscritas por los hombres todo el tiempo. 

La primera y más importante es: Nada de mariconadas. No se puede hacer nada que remotamente sugiera la feminidad. La masculinidad es el repudio de lo femenino. Todo lo demás no es más que una elaboración de esa primera regla. 

La segunda regla: Sé importante. Medimos tu masculinidad por el tamaño de tu chequera, poder, estatus. 

La tercera regla: Sé duro como un roble. Lo que define a un hombre es ser confiable en momentos de crisis, parecer un objeto inanimado, una roca, un árbol, algo completamente estable que jamás demuestre sus sentimientos. 

La cuarta regla: Fóllatelos. Chíngatelos. Ten siempre un aura de atrevimiento, agresión, toma riesgos, vive al borde del abismo.

Mientras la idea de feminidad ha variado dramáticamente, la ideología de la masculinidad no ha cambiado en los últimos 50 años, pero además se aplica contra los "otros": las mujeres, los ancianos, los gays, los negros. Todos tienen mucho o poco en términos de género. Se les ve así como violentos, rapaces, bestias, o bien, débiles, indefensos o dependientes, no pueden sostener una familia, son feminizados

Esto se aplica en campos como la paternidad, en la que "La exigencia de ser importante y conservar poder y estatus implica pasar más tiempo en el trabajo y alejarse del hogar, la familia y los hijos; ser duro como un roble significa no cultivar las habilidades emocionales para cuidar, amar y criar a nuestros hijos."

"En conclusión" continúa Kimmel "hay que tener en cuenta que los hombres en lo individual están haciendo lo mejor posible para ser buenos padres, esposos o compañeros; sin embargo, la manera en que se les enseñó a ser hombres les dificulta mucho el camino. Por eso, por una parte, están reticentes al cambio, pues las demandas de la masculinidad tradicional los han dejado sintiéndose inseguros, devaluados, incompletos e inferiores. Entonces si pierden su noción de la masculinidad lo pierden todo

Por eso sugiero no retar a los hombres en lo individual, sino confrontar a la masculinidad en general, para permitirles vivir animados por el amor, la compasión, la crianza de los hijos y por mejores relaciones de pareja. 
 
Un autor escribió en 1917 que el feminismo hará por primera vez libre a los hombres porque representa un reto para las definiciones tradicionales de la masculinidad."
Fue Floyd Dell, poeta, novelista, literario crítico. Y ya en 1914 escribía, entre otras cosas:

"El feminismo va a hacer posible que por primera vez los hombres sean libres.
En la actualidad, el hombre común tiene la elección entre ser un esclavo y un sinvergüenza. Así es la forma en que se encuentra.

[...]
"Un hombre libre es un hombre que está dispuesto a tirar su trabajo cada vez que le de la gana. Si él es un albañil que quiere salir en huelga, o un poeta que quiere dejar de escribir tonterías para las revistas, si no hace lo que quiere hacer, no es libre"
"Y esto será así siempre y cuando las mujeres sean el sexo dependiente de los hombres. Es mucho pedir de un hombre que sea valiente, cuando su valentía significa tomar la comida de la boca de una mujer que no puede conseguir comida al margen de él.
[...]

Los hombres no quieren la libertad que las mujeres están empujando. Ellos no quieren la oportunidad de ser valientes, quieren la oportunidad de ser generosos. Quieren dar comida y ropa y casa con cortinas de encaje a alguna mujer.
Los hombres quieren la sensación de poder más que el sentido de la libertad. Quieren la sensación de ser proveedores para las mujeres más que el sentimiento de hombres libres. Quieren a alguien dependiente de ellos más de lo que quieren a un camarada. Mientras que puedan ser señores con un sueldo fijo, están dispuestos a ser esclavos en el gran mundo exterior."
En pocas palabras, tienen miedo de dejar de ser sultanes en pequeños harenes monogámicos. Pero el mundo no quiere sultanes. Quiere que los hombres puedan llamar a su propia alma. Y eso es lo que el feminismo va a hacer por los hombres, dar vuelta a sus almas, para que puedan correr el riesgo sin temor en la aventura de la vida. 
Cuando usted tiene una mujer en una caja, y paga el alquiler de la caja, su relación cambia insensiblemente. Pierde la emoción de la democracia. Deja de ser el compañero, porque la compañía sólo es posible en una democracia. Ya no es un intercambio de vida en común, se trata de una ruptura, de una vida partida. La mitad es una vida de cocina, ropa y niños; y la otra mitad una vida de negocios, política y béisbol. 
No hay mucha diferencia en cual es la mitad más pobre. 
Cualquier ruptura, 
cuando se trata de la vida, 
está muy cerca de la pobreza."
 

Publicado por primera vez en The Masses (julio 1914).



"Los hombres nacen suaves y blandos;
muertos, son rígidos y duros.
Las plantas nacen flexibles y tiernas;
muertas, son quebradizas y secas.
 Así, quien sea rígido e inflexible
es un discípulo de la muerte.
Quien sea suave y adaptable
es un discípulo de la vida.
 Lo duro y rígido se quebrará.
Lo suave y flexible prevalecerá."
 Tao, Lao Tse.

"Casi muero por todas las lágrimas que no derramé”. Del libro "El caballero de la armadura oxidada" Robert Fisher.




Fuentes:
"Traficando con hombres, antropología de la masculinidad" Matthew C. Gutmann.
"Hacerse hombre" David Gilmore.
Ser gordo, mulato, femme, feo y aborrecible: https://eldemonioblancodelateteraverde.wordpress.com/2014/08/06/ser-gordo-mulato-femme-feo-y-aborrecible/
http://www.thebaffler.com/ancestors/feminism-for-men
http://www.elmundo.es/cultura/2015/04/06/55218c47ca4741c5648b4582.html
http://www.elmundo.es/espana/2014/11/29/547842ce22601d6d378b4575.html
http://www.eurowrc.org/06.contributions/3.contrib_es/12.contrib_es.htm

http://haikita.blogspot.com.es/2008/06/qu-es-ser-un-hombre.html
http://inadi.gob.ar/promocion-y-desarrollo/publicaciones/documentos-tematicos/genero-y-discriminacion/teoria-de-genero/

sábado, 9 de mayo de 2015

El gato que está triste y azul: antropología del color.

“El azul índigo es más azul que la planta de donde se extrae” (El alumno debe superar al maestro). Proverbio chino.

Los antropólogos Brent Berlin y Paul Kay comprobaron en una investigación acerca de los nombres de los colores, en 98 idiomas, que en todas las lenguas aparecieron primero el blanco y el negro (noche y día), y los términos que aluden a los colores claros y oscuros, luego la voz para rojo, después para verde y amarillo (pues están presente para lo comestible) y sólo en último lugar, se formaron palabras independientes para el azul y los demás colores. 

Héctor «Kirai» García, autor de «Un geek en Japón», recuerda la siguiente anécdota de sus primeros días en el país asiático: «Un día un japonés me dijo “vamos a cruzar, que el semáforo ya se ha puesto en ao (azul)”. Yo pensé “¿ao no era azul?”. No le presté mucha atención, pero cuando volví a oír a alguien decir que el semáforo cambiaba a color azul me empecé a mosquear». El alicantino, que vive en Tokio desde 2004, descubrió más adelante que para los japoneses el color verde de los semáforos no es «midori» (verde), sino «ao» (azul).

Él lo atribuye a que en la lengua japonesa no existió una palabra para el color verde hasta que hace un milenio se introdujo el término «midori». Hasta entonces verde y azul habían sido el mismo color: el azul. Por eso, los semáforos en verde y otras cosas de color verde seguían siendo "azules".

Pero en realidad, en el antiguo Japón, la palabra "ao" o "aoi" no se refería al azul. El concepto de la palabra Aoi no era un color, sino algo mucho mas amplio: el cielo, los arboles, el césped, plantas y agua... el cobalto, celadón, aceituna, esmeralda, grafito... la naturaleza era aoi. Esto fue rebajándose a los colores conocidos como azul y verde y sus variantes. 

En el japonés moderno, "ao" significa azul, pero todavía se aplica a las cosas que realmente no son azules a los ojos, sino a las cosas que todavía están inmaduras o sin experiencia. O son naturalmente puras. Por ejemplo:

- 'Aoba 青葉 nuevo crecimiento de las hojas.
- 'Aona' 青菜 verduras de hoja verde
- 'Aokusai' 青 臭 い un adjetivo para describir a alguien que es inmaduro; o decir que algo tiene un olor de hierba verde.

"Midori" que ahora es "verde", antiguamente simbolizaba la juventud y el nacimiento de la vegetación. A un cabello sano se le llama "Midori no Kurokami" y un recién nacido es un "Midori ko"
“Ao” se utiliza para los colores fríos e "inmaduros" o crudos, y “Aka” para los colores cálidos : amarillo, naranja o rojo... como el sol, que en Japón no es amarillo, es rojo.

En el chino, existe otra palabra similar que es anterior a la lengua vernácula moderna, Qing (青). Representa el florecimiento de una planta joven y podría entenderse como "verde", pero la palabra se utiliza para describir los colores que van desde la luz y el color verde amarillento a través de un azul profundo hasta llegar a negro, como en Xuanqing ( 玄青) .

Sin ir tan lejos, la etimología de la palabra en español "verde" viene del latín "viride", del verbo "virere", estar vigoroso, con fuerza, y aplicado a las plantas es estar exuberante, llenos de follaje, bien verdes.

En euskera, el idioma del País Vasco, se dan situaciones parecidas: el gris y el azul, como colores fríos o claros, se les denominaba "urdina". Urdina viene de "ur", agua. Una persona con canas se dice que tiene el pelo azul. Si le salen canas, se le azulea el pelo (ilea urdindu). Y toda la gama de colores calientes, amarillo, naranja, rojo y sus variantes, eran "gorria". “Urre gorria” (lit. oro rojo) es el oro puro. "Negu gorria" significa invierno puro y violento, literalmente, "invierno rojo".

Pero hay muchos más idiomas que contienen una palabra que refiere tanto al azul como al verde, tantas que en inglés los lingüistas han decidido llamarlo "grue".

En muchos dialectos de la lengua amazigh, "azegzaw" significa tanto verde y
azul.
La antigua palabra egipcia "wadjet" cubre la gama de azul, azul-verde, y verde. Los galeses tienen la palabra celta "glas" que generalmente se traduce como "azul"; sin embargo, también se puede referir para el color de la mar, de la hierba, o de la plata.  

Osetia tiene una palabra para el azul, azul claro y verde: "цъæх" (tsah) 
La palabra coreana nativa 푸르다 (Pureu-da) puede significar azul o verde, o verde azulado.  
En tibetano, སྔོན་ པོ ་. (Wylie sngon) es el término dado por el color del cielo y de la hierba.
En vietnamita, azul y verde se denota por "xanh" (青). 

En zulú, usan la palabra "-luhlaza" para el azul y el verde.  
Tswana usa la misma palabra "tala" para referirse tanto al azul y al verde. 
En la lengua Lakota Sioux, la palabra "tȟó" se utiliza tanto para el azul y el verde.

El azul es un color:

Lejano e infinito: como el mar y el cielo. De la palabra italiana para el azul ultramarino, l´azzurro, proviene el término Lasur, que es como se llama en alemán a las pinturas transparentes.

Fiel: en inglés, "true blue" es fiel hasta la médula. El rito nupcial inglés exige como ajuar de toda novia:
"Something old, something new, something borrowed, something blue"
"Algo antiguo, algo nuevo, algo prestado, algo azul"

Fantástico (y utópico): antiguamente, en Alemania, a las historias inventadas se las llamaba cuentos azules. Cuando un francés dice "j´en reste bleu!" quiere decir que no sale de su asombro, y si dice "parbleu!" es que algo resulta difícil de explicar, fantástico. En inglés, los "blueprints" hace referencia a planes y proyectos hechos al tuntún, como borrador.
En Holanda se dice "esto no son más que florecillas azules", significa que no son más que patrañas.

Melancólico: El blues es música nostálgica, de penas de amor y anhelo. En inglés, "blue" significa también estar triste y melancólico. El gato que está triste y azul, está triste. Y el que está "in a blue funk", es que está muerto de miedo. Pero en inglés, la comedia o las bromas azules no son melancólicas, sino las que tienen referencias sexuales, al contrario que en España, que se les llama chistes verdes. En japonés, azul está el que está enfermo, y son las películas rosas las que son eróticas. En China, sin embargo, son las amarillas.



Divino: El dios egipcio Amón es de color azul, y también el dios indio Visnú y el dios Rama tienen la piel celeste.
En la religión judía, el cielo es el trono de Yahvé y consiste en un zafiro. El azul divino y el blanco de la pureza son los colores de la bandera del sionismo.
La nobleza de España tenía "sangre azul", pero por otra razón. En las pieles blancas se nota mucho las venas azuladas, y por eso los campesino de piel tostada por el sol creían que por las venas de los nobles corría sangre azul. 
Un príncipe azul es por el que (se dice en España) sueñan algunas jóvenes. En realidad, la bella durmiente cantaba en su versión original: "I know you, I walked with you once upon a dream." "Te conozco ... caminé contigo una vez en un sueño." No era él el príncipe azul con el que soñó.

Femenino: tradicionalmente, el azul, y no el rosa ha sido el color femenino, símbolo del agua, de lo apacible. El rosa era el color que se utilizaba para los niños, al ser el rojo el color masculino, y el rosa un rojo suave. Por eso con cosas azules se han creado nombres de mujer. Del latino caelistis, celeste, proceden Celestina, Celina, Selina, Coelina, Urdina, Sinikka, Saphira... La flor del aciano, azul, sale el nombre francés Bluette. Douglas es nombre masculino, pero es azul oscuro. El color de la Virgen María también es azul.

Relajado: La "blue hour" u hora azul es la del anochecer, una vez concluida la jornada laboral. Es el color preferido para las cremas suavizantes, las ropas de cama, los sedantes... Los rusos con carácter azul son los de ánimo apacible, y un ruso azul es homosexual. Una rusa azul celeste (golubica) es una rusa tímida.

Universal: El índigo hizo del azul el color preferido para todo el mundo. Podía extraerse de muchas plantas distintas que crecían en todo el mundo. Hay momias egipcias envueltas en tejidos de este azul. En China este tinte se conoce desde milenios. Los pictos se pintaban con este color para atemorizar al enemigo. Por cierto, los pictos eran un pueblo que habitó Escocia en tiempos de la invasión romana, es decir, casi mil años antes de Braveheart, por lo que este personaje histórico raramente pudo pintarse de azul el rostro en sus campañas militares. Los indios también lo conocían: índigo viene de indio, el tinte procedía de la India, y añil procede de la palabra india para este azul: anni. Los touaregs tiñen sus ropas de un azul tan intenso que confieren a su ropa un brillo metálico que refleja la luz solar. 

"A los tuareg nos llamaban los hombres azules: la tela destiñe algo y nuestra piel toma tintes azulados.
Es el color dominante: el del cielo, el techo de nuestra casa."
explica Moussa Ag Assarid.

Para hacer el tinte de glasto, sólo se necesitaban las hojas de esta planta y orina humana. Puesto al sol, se fermentaba y se formaba alcohol, que disolvía el colorante índigo de las hojas. Para reforzar el colorante, no se podía echar directamente alcohol porque podía estropearla, así que venía indirectamente de la orina de los hombres que habían bebido mucho alcohol. Por eso, en Alemania, los borrachos se ponen azules, y se dice que "está haciendo el azul"
También la palabra cobalto, del azul cobalto, viene del alemán Kobold, que significa Gnomo, pues en algunas minas hay minerales de azul cobalto que brillan como si fueran, decían, los ojos azules de los gnomos.

El azul es el color sobre el que menos se nota la suciedad, y el tinte era barato y abundante. La indumentaria laboral se tiñó de índigo por el mundo entero. Levi Strauss inventó los tejanos o blue jeans para los buscadores de oro y cowboys. El nombre viene de Blue de Gênes, o azul de Génova, de donde procedían los marinos que importaban el índigo. Después, descubrieron que tenían un tejido muy resistente adecuado para los mineros de la época, ya que eran una prenda cómoda y amplia.
Pero el índigo empezó a desaparecer por un nuevo colorante más resistente, el indantreno. De aquí surgió una nueva moda, el jeanslook, el auténtico índigo, el que se destiñe y se rompe. Los tejanos gastados se convirtieron en símbolo de regreso a los valores verdaderos y duraderos. Aparecieron imitaciones a este azul, y nació la moda de los stone-washed jeans (pantalones lavados a la piedra) restregados con piedra pómez hasta conseguir la apariencia de gastados. Por eso, se crearon los Levi´s 501, los tejanos realmente usados, de nuevo como símbolo de autenticidad.

Hoy, paradojas de la historia, lo único auténtico es que esta ropa hecha para los más duros trabajos se ha convertido en una prenda cotidiana y casual. 

Vídeos:

Colores Himba:





Colores Japoneses:




Fuentes:
"Psicología de los colores" Eva Heller.
http://etimologias.dechile.net/?verde
http://www.quora.com/What-is-the-story-behind-using-the-same-word-for-blue-and-green-in-Japanese
http://en.wikipedia.org/wiki/Distinction_of_blue_and_green_in_various_languages

miércoles, 29 de abril de 2015

Así suena el mundo (onomatopeyas en diferentes idiomas)

 Hasta las onomatopeyas son diferentes en diferentes lugares del mundo. Un pedo o un bostezo no suenan igual. El astista gráfico James Chapman ha decidido recopilar las onomatopeyas en una serie de viñetas.








































http://chapmangamo.tumblr.com/

domingo, 19 de abril de 2015

Justicia restaurativa por el mundo.

"Justicia es sobrellevar una buena vida, y honorificar a la creación. Para mi, justicia es paz" anciano del norte de Canadá.

"Como innovación desde hace aproximadamente veinte años, en el mundo se esta implementando el concepto de Justicia Restaurativa, pero esto no es algo nuevo, es un redescubrimiento." afirma la abogada y mediadora Teresa María del Val.

"Al respecto cabe mencionar la Corte de Justicia de la Nación Navajo en USA; la práctica maorí en Nueva Zelanda; en Canadá la aproximación a la Justicia Restaurativa proviene de Alberta, Ontario y Yukón; en Venezuela y Colombia con rango de patrimonio inmaterial de la humanidad encontramos la cultura Wayuú, y en el archipiélago de las islas San Blas, cerca de Panamá los indios cunas. En el sur de Argentina y Chile podemos dar como ejemplo a los mapuches. Es decir, que podríamos decir que algunas etnias indígenas han sido cuna de la justicia restaurativa."



MAPUCHES


Eduardo Luis Aguirre escribía también que “todo esto no hace sino poner seriamente en crisis las lógicas punitivas naturalizadas de las sociedades capitalistas y el “discurso único” de la ecuación infracción-castigo”

Este jurista pampeano ha escrito varios artículos poniendo como ejemplo claro de justicia restaurativa a los mapuches. De hecho, un escrito suyo se tuvo en cuenta para reducir la pena a condenados de esta etnia.

Mapu quiere decir tierra y che, gente, o sea "gente de la tierra". No solo tienen un sentido comunitario con respecto a la naturaleza, sino también en su convivencia.

“…El mapuche no separa el universo de la naturaleza, del hombre y la sociedad, no se siente dueño y señor de la naturaleza porque se es parte de ella; por lo tanto no existe lo superior o inferior sino lo diverso, lo diferente y esa es la maravilla de la vida ya que el orden cósmico no es o será jamás homogéneo…” explica Aguirre. En síntesis, la propiedad privada “no existía en la concepción mapuche." 

“Hay un convencimiento de que la justicia estatal no vela ni por los intereses de
la sociedad ni tampoco por los del propio reo. Al pensamiento de que los órganos jurisdiccionales están corrompidos, son lentos e ineficaces, se equivocan constantemente y tutelan los intereses de los poderosos, se une este otro que afirma que las sanciones estatales despersonalizan al sujeto, lo excluyen de su entorno, provocan el contagio criminal y, en definitiva, transforman negativamente el individuo…”
 

Para los mapuches, el conflicto destruye la armonía del todo, y hay que lograr el equilibrio de la comunidad para lograr una buena convivencia en paz. 

"Azküleal taiñ mogem, taiñ mapu egu", esto es, estar bien, en armonía con el ser interno y con todas las fuerzas que rodean al ser humano en su entorno natural y cósmico.

En los wichan, los juicios mapuches, la reparación debía buscar el equilibrio entre lo que era y el presente modificado por el conflicto, ya que la infracción pone en riesgo el equilibrio colectivo y la paz social. Para lograrlo, intervenían los lonkos y ulmen (hombres sabios). Hoy en día las prácticas de Justicia Restaurativa siguen teniendo vigencia entre los mapuches.
 


MAORÍES


Se rigen por el “Te Whanau Awhina”

El término Whanau se refiere a la “gran familia” que es el pueblo maorí, o sea, la comunidad.
El término Awhina significa cuidar, velar, proteger. Es decir, que la unión de estos términos significa cuidado de la comunidad.

La justicia restaurativa se realiza a través de círculos. Todos se escuchan sin interrupción. Tienen un elemento que suele ser de madera y solo habla la persona a la cual le fue dada “la pieza para hablar”

Primer Círculo: el responsable reconoce la vergüenza que ha llevado a su familia y les pide perdón, a su vez, la familia manifiesta como se ha sentido. Así comienza la conexión emocional
familiar con el delito, en general la familia llora. Este círculo puede tardar dos días más ó menos, se trata de llegar a concluir como la familia lo sostendrá para que no vuelva a reincidir.

Segundo Círculo: está la víctima, las dos familias y personas que deseen sostener a los involucrados en el hecho. Comienza a hablar la víctima quien generalmente pregunta al infractor ¿que te paso? Se pide a todos respeto y que tengan en cuenta que están todos reunidos para curar las heridas del delito. Tratar de sanar la situación y que el hecho no se repita.

Tercer Círculo: En este tercer círculo, las dos familias se entiende que son una: tangata whenua. La audiencia esta regida por el concepto de “manaakitanga” que significa respeto y cuidado y está integrado por todos los miembros de las familias que deseen participar.

Toda este gestión pacífica del conflicto termina con un almuerzo denominado “hakari”


CANADÁ.


La aplicación de la Justicia Restaurativa proviene del Norte, Alberta, Ontario y Yukon.

En Canadá la primera sentencia de importancia data del año 1978, en la que se dispuso que un niño Heltsiuk de 14 años, fuera enviado por consejo de su tío y de otros lideres tribales de su comunidad a una isla remota y que no se le impusiera prisión. En la isla debería permanecer ocho meses con trabajo supervisado, para que en soledad estuviera unido al Gran Espíritu y recapacitara.

Después que el juez o policía señale al infractor pasible de una sentencia, se recurre también a una sentencia circular. El infractor, con la víctima, la comunidad, las familias, mediante distintas reuniones llegan a distintas conclusiones, hasta que posteriormente y de común acuerdo se redacta la sentencia. Una vez concluida la redacción y leída, la comunidad perdona al infractor.


KUNAS


Cuando alguien comete un hecho no permitido por la comunidad es llamado
para comparecer ante el sacerdote y dos chamanes, uno de los cuales llevará a cabo ritos para acercarse al espíritu del infractor. Cuando el agresor reconoce el hecho, pide perdón a la víctima, a la familia y al grupo tribal.

Posteriormente el culpable deberá alejarse a una isla determinada, lugar en el que seguirá trabajando, y solo cuando sienta con seguridad que su lazo con la comunidad no volverá a ser agresivo, volverá. En este caso deberá presentarse ante la comunidad, la víctima y su familia, para ser interrogado a través de una serie de preguntas, las cuales permitirán de corresponder su readmisión. Si es reaceptado, se realizan nuevos ritos para que todo lo positivo afiance la recomposición de vínculos en la comunidad.




TOJOLABALES


"La voz castigo no tiene término equivalente o correspondiente en tojolabal. Por ello, se suele emplear el término kastigo, adoptado del español" explicaba Carlos Lenkersdorf, lingüista, filósofo y teólogo.

"Cuando alguien de la comunidad comete un delito, no dicen "uno de nosotros cometió un delito" sino "uno de nosotros cometimos un delito" incluyendo a toda la comunidad. Toda la comunidad reúne las funciones de víctima, juez, jurado y dañado. En efecto, en tojolabal no hay palabras que correspondan a juez y jurado. "La justicia del nosotros no es ni idealizada ni utópica, sino que representa relaciones sociales muy exigentes. Todos y cada uno de la comunidad tienen que reconocerse corresponsables de los demás miembros del conjunto social  del NOSOTROS. Prevalece el equilibrio de todos los miembros. El bienestar comunitario es la garantía del bienestar de cada uno. Uno sufre, todos sufren y el todo sufre también. El sufrimiento del todo afecta a cada uno. De ahí el interés primordial de mantener el equilibrio social de la comunidad."

Dicen los tojolabales "No queremos la justicia de jueces, castigos, multas y cárceles. Los jueces no nos entienden, sólo saben castigarnos, hacernos pagar multas que jamás podemos pagar y encarcelarnos. La que queremos es la justicia nuestra."

Primero, le quitan al delincuente el cargo que tuvo en la comunidad y le explican que estos cargos son reconocimiento de honor. Después, la comunidad lo pone bajo vigilancia de los comuneros. Después de un período determinado, la comunidad lo revalua para ver si lo pueden reincorporar en la comunidad con todos los derechos y responsabilidades.



TAIWAN


No existe el concepto de "crimen" en la tradición de la etnia atayal. Tampoco
hay ningún elemento punitivo. Su justicia tradicional está profundamente influenciada por el sistema de creencias atayal de Gaga en la que debe haber armonía social, redención y búsqueda del bien absoluto en el manejo de la delincuencia. 

El sistema ancestral gaga es un conjunto de tabúes y creencias compartidas únicas para los atayales. Cuando uno viola el gaga, lo que indica la violación de los tabúes se traducirá en el castigo de los espíritus. "Gaga" significa "las palabras dejadas por los antepasados", y es la directriz de la vida atayal, incluyendo todos los aspectos sociales y personales que forman y regulan la ética, el derecho, la cultura y los comportamientos sociales e incluso personales.

Por lo tanto al ver a alguien que está delinquiendo o simplemente siendo grosero con los demás o caminando con una postura incorrecta, la gente dirá que "no tiene gaga" por lo que la justicia restaurativa trata de devolverle el gaga.


 

BANTÚES

El Profesor congoleño de ciencias humanas Jean-Bosco Kakozi Kashindi explica que el famoso término ubuntu también se integra como modelo de justicia restaurativa.

Ubuntu es un término bantú. La palabra "Bantú" fue acuñada por el filólogo y antropólogo alemán Wilhelm Bleek para nombrar una cierta unidad lingüística de muchas lenguas africanas del sur del Sáhara, pero significa "gente" en algunos de estos idiomas. "Umuntu" significa "humanidad" entendida como "comunidad". 

Desmond Tutu pertenece al pueblo Xhosa, y el sentido que le da viene del proverbio Xhosa: “Ubuntu ungamuntu ngabanye abantu”, lo cual se traduciría como “cada humanidad individual se expresa  idealmente en la relación con los demás”, o “la persona depende de otras personas para ser persona”.

"Habiendo una unidad lingüística comprobada entre los pueblos bantú, podríamos encontrar en casi todos estos pueblos, una expresión similar. Así por ejemplo, en zulu se dice: “umuntu ngumuntu ngabantu”; en mashi (lengua hablada en el este de la República Democrática del Congo) se dice: “O’muntu ajirwa n’owabo” (la persona se hace con el otro”); en swahili (la primera lengua negroafricana y bantú que tiene más hablantes) se dice: “Mtu ni mtu kati ya watu” (la persona es persona en medio de [o en relación con] las personas).

"Esta humanidad igual en dignidad es la que fundamenta la justicia restaurativa" continúa Kakozi. "Porque cuando una persona ocasiona daño a otra, le afecta su dignidad o, “ubuntuísticamente” hablando, disminuye su fuerza. La reparación de ese acto consiste en la restauración de esa dignidad o de esa fuerza disminuida."



PAKISTAN: 


"Mi familia estaba involucrada en enemistades, que afectaron mi infancia tanto que me prometí hacer algo en contra de las tradiciones de la venganza, los crímenes de honor, los factores de la vergüenza, y crueldades por cuestiones de honor. También he trabajado durante 13 años para los Refugiados Afganos donde vi más violencia, la destrucción, el secuestro, el asesinato, el desplazamiento y los refugiados. Miserias de la gente que me motivó a trabajar más por la no violencia y la transformación de conflictos." cuenta el mediador pakistaní Ali Gohar.

Una jirga es una asamblea tribal de ancianos que toma decisiones por consenso, y es muy popular entre la población Pukhtoon de Afganistán y Pakistán. Según Ali Gohar, la jirga es la única institución en Pakistán y Afganistán trabajando en nivel de las bases para una justicia rápida: "El sistema jirga tiene un alto estatus en la comunidad pastún, aunque hay muchas objeciones a la misma: que da duros castigos, carece de representación femenina, se trata de crímenes de honor, y así sucesivamente." 

"Tengo la intención de hacerlo de acuerdo a los desafíos del mundo moderno. Empecé con la inclusión de los funcionarios policiales." "La gente empezó a acercarse a los ancianos para resolver sus disputas sin policial y judicial interferencia ". 

Por su parte, mujeres líderes se unieron para desarrollar una estrategia para su inclusión en la Consulta de la Paz Jirga con diplomáticos y dignatarios extranjeros "La condición de la mujer es fundamental" dice una partera de Kandahar. "Pero la situación [de seguridad] para las mujeres es increíblemente mala ahora. Y me veo a mí misma, en estas condiciones, como alguien que va a seguir defendiendo los derechos de las mujeres. Sin lugar a dudas".




WAYUUS.


“Él me enseñó el valor de la unión familiar y la importancia de escuchar. Siempre lo buscaban para resolver problemas y tomaba decisiones consultadas” cuenta de su abuelo el antropólogo y palabrero wayuu Nemesio Montiel. “Me convertí en el primer indígena venezolano que estudió y se graduó de antropólogo." "A través de ella podía estudiar la historia y cultura de mi pueblo. Luego entendí que ese espectro podía ampliarse a todos los pueblos indígenas del mundo."

Los wayuus estan al norte de Colombia y al Noroeste de Venezuela. Cuentan con un sistema autóctono de administración de justicia. El portador de la palabra, el “palabrero” o "palabrera", pütchipü·úi, es una modalidad de mediador o conciliador y conocedor de las leyes internas, que busca un acuerdo equitativo entre las partes. 
No perciben las desavenencias entre individuos o grupos humanos como fenómenos indeseados de patología social sino que los consideran eventos cíclicos inherentes a la vida en comunidad, que nos brindan la oportunidad de recomponer las relaciones sociales. El palabrero o palabrera lleva consigo una especie de bastón que, además de ser su apoyo, con él escribe en la tierra el acuerdo. 

"El viento se puede llevar lo escrito, pero no la palabra del palabrero"
 , dicen.

Fuentes:

http://www.pbs.org/wnet/women-war-and-peace/
http://www.africafundacion.org/IMG/pdf/kakozi_Una_comparacion_entre_ubuntu.pdf
"Ubuntu: I in You and You in Me" escrito por Michael Battle,Desmond Tutu.
http://ceaa.colmex.mx/aladaa/memoria_xiii_congreso_internacional/images/kakozi.pdf
http://www.restorativejustice.org/articlesdb/articles/9910
http://www.insightonconflict.org/2010/08/jirga-restorative-justice/

http://entresocios.net/personajes/el-antropologo-nemesio-montiel-tardo-cuatro-anos-en-sacar-el-primer-grado
http://www.cebela.org.br/imagens/Materia/2000-2%20160-183%20carlos%20lenkersdorf.pdf
http://www.olimon.org/uan/13-tojolabal-lenkersdorf.pdf
http://www.journals.unam.mx/ojs/index.php/rap/article/viewFile/29617/27542

http://www.planbnoticias.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=11377%3Areducen-sentencia-a-mapuches-considerando-articulo-de-aguirre&catid=58%3Ael-mundo&Itemid=112
"El Derecho Penal de los Mapuches. Una aproximación Comparativa en Tiempos de Retribucionismo Extremo"

http://fliphtml5.com/dyfu/fatb