lunes, 29 de junio de 2015

12 palabras de lenguas indígenas que abrirán tu mente

"Hace unos 300 mil años, la mujer y el hombre se dijeron las primeras palabras y creyeron que podían entenderse.
Y en eso estamos, todavía: queriendo ser dos, muertos de miedo, muertos de frío, buscando palabras...."
Eduardo Galeano

El Ministerio de cultura de Perú ha publicado un librito, "12 palabras de lenguas indígenas que abrirán tu mente"

Para entender que toda lengua del mundo importa, porque cada lengua es un mundo entero.

"Chaniy es "valer" como "el costo de algo. La voz media allí indica "involucramiento personal". Así que es algo así como "el valor que uno mismo le da a algo", y se expresa en eso que se comparte." añade el lingüista Carlos Molina Vital.

 "Para el capitalismo el capital es lo más importante, para el comunismo el hombre es lo más importante, pero para la comunidad, para el pueblo indígena originario, la vida es lo más importante, y en ese contexto se sitúa el Suma Qamaña." afirma Fernando Huanacuni Mamani, aymara. Pero la vida no se entiende si no es compartida. Por eso, hay otra bella palabra, “tumpasiña”, que el mismo Fernández de Henestrosa lo describe como un…
“Sentimiento de totalidad que el Altiplano ejerce sobre sus moradores. Se puede traducir por: “Ir a visitar, ir a ver, ir a percatarse ocular y personalmente de alguien o de algo propio o considerado como propio, y por tanto muy querido, muy amado, muy apreciado por uno. Un ir a echarse de menos”.

Detrás de la lengua hay una comprensión particular del mundo, con sus seres y los comportamientos de estos, por ejemplo sus formas de moverse. Fuente: Diccionario matsés-castellano de David Fleck, Daniel Manquid Jimpenez y Fernando Shoque Uaqui (2012).


En muchas culturas de los pueblos originarios, la sensualidad no se centra en los genitales ni es dominio exclusivo de la heterosexualidad adulta. No erotizan ni sexualizan su sensualidad: sensualizan la vida en común. No distinguen la sensualidad de otros placeres corporales, todos los distintos placeres corporales son simplemente "bienestar" en su vida común. Por ejemplo, un o una huaorani no distingue entre el placer del coito y el placer que obtiene un niño cuando mama la leche materna.

O "mezquinar", un verbo muy importante en el castellano amazónico. Y no son los únicos, en muchos pueblos originarios tienen alguna palabra parecida. Para los penan de Sarawak y Brunéi, la peor ofensa social se denomina sihun, que significa no saber compartir. Los yanomami creen que un cazador enfermará si consume su propia caza: el egoísmo es la peor falta.
 

Las emociones y sentimientos también son "enculturados" Nuestras socieda­des, para explicarlas, sugieren teorías neuronales, anatomo-fisiológi­cas, psicológicas, etcetera. Pero hay otras teorías.
Los chewongs de Malasia y los elemas, por ejemplo, traducen sus sentimientos por medio del hígado. Entre los ilongots de Filipinas, el corazón es el centro de la vida emocional. Y entre los pintupis, población aborigen australiana, es el estómago el lugar de las emociones.

Más palabras indescriptibles por el mundo:  http://unaantropologaenlaluna.blogspot.com.es/2012/11/palabras-indescriptibles-e.html

El libro aquí:
http://issuu.com/mincu/docs/12_palabras/14?e=0/13813216

Los que compartieron sus conocimientos de las lenguas fueron: Cynthia Palomino (quechua chanca); Daniel Valle (kakataibo), Dario Lopez (yanesha); David Fleck, Daniel Manquid Jiménez y Fernando Shoque Uaqui (matsés), Doris Fagua (ocaina), Eliane Camargo (cashinahua), Jaime del Águila (sharanahua), Roger Gonzalo (aimara), Rittma Urquia (yine), Pascual Aquituari (kukama kukamiria), Maria Gracia Madalengoitia (shiwilu) y Marleny Rodriguez (harakbut)

Los textos son de Natalia Verástegui y Agustín Panizo. NO TE OLVIDES DE FELICITARLES! ;)
https://www.facebook.com/natalia.verasteguiwalqui


https://www.facebook.com/apanizo?fref=photo
https://twitter.com/agustinpanizo

Las ilustraciones son de Luis Núñez Mogrovejo.

Más fuentes:
http://revistamito.com/sumak-kawsay-y-suma-qamana/
http://unaantropologaenlaluna.blogspot.com.es/2014/06/afectos-y-emociones-alrededor-del-mundo.html
http://unaantropologaenlaluna.blogspot.com.es/2011/12/los-huaorani-el-placer-sensual-de-la.html
http://unaantropologaenlaluna.blogspot.com.es/2014/02/la-palabra-camina-la-minga-transforma.html

miércoles, 10 de junio de 2015

La razón por la que las manos de los negros son iguales a las manos de los hombres que dan gracias a Dios por no ser negros.


Luís Bernardo Honwana, periodista de Mozambique, publicó una colección de relatos en 1964, "Nosotros matamos al Perro-Tiñoso" justo cuando empezaba la lucha contra el colonialismo de Lisboa. Algunos de los cuentos, como el que presento abajo, son de un humor fino e irónico. La dictadura portuguesa le encarceló justo ese año, hasta 1967, por actividades "subversivas". 

LAS MANOS DE LOS NEGROS.


"Ya no sé a propósito de que venía esto, pero el señor profesor dijo un día que las palmas de las manos de los negros son más claras que el resto de su cuerpo porque hace aún pocos siglos sus abuelos andaban con ellas apoyadas en el suelo, como los animales salvajes, sin exponerlas al sol que les iban oscureciendo el resto del cuerpo. Me acordé de eso cuando el señor cura, después de decir en catequesis que nosotros no servíamos absolutamente para nada y que los perros eran mejores que nosotros, volvió a hablar sobre eso de que sus manos son más claras, diciendo que eso era así porque ellos, a escondidas, andaban siempre con las manos juntas, rezando. A mi me pareció algo tan gracioso eso de que las manos de los negros sean más claras, que ahora no hay más que verme, no dejo a nadie que se vaya hasta que no me diga porque ellos tienen las palmas de las manos así, más claras.

Doña Dores me dijo que Dios les hizo las manos así, más claras, para que no ensuciasen la comida que hacen a sus patronos, o cualquier otra cosa que les manden hacer, y que no quede de otra manera que no sea limpia. 

El señor Antunes de la Coca Cola, que sólo aparece por la ciudad de vez en cuando, cuando las Coca Colas de las cantinas se han agotado ya, dijo que todo lo que me habían contado era mentira, claro que no sé si realmente lo era, pero él me garantizó que sí. Después de decirle que sí, que era mentira, él me contó todo lo que sabía de esto de las manos de los negros. Y así lo hizo. Antiguamente, hace muchos años, Dios nuestro señor Jesucristo, La virgen María, san Pedro, muchos otros santos, todas las personas que estaban en el cielo y otras personas que habían muerto y que habían ido al cielo, hicieron una reunión y decidieron hacer negros. ¿Sabes cómo?, cogieron barro, los metieron en moldes usados y para cocer el barro de las criaturas, las llevaron a los hornos celestiales. Como tenían prisa y no había sitio en las brasas, los colgaron de las chimeneas: humos, humo, humo, y ahí los tienes, oscuritos como tizones. ¿Y tú quieres saber por qué las manos se quedaron blancas? ¿qué pasa, que crees que ellos acaso no tenían que sujetarse mientras se cocía el barro? 

Después de contar esto, el señor Antunes y los otros señores que estaban a mi alrededor, se echaron a reír, todos satisfechos. Ese mismo día, el señor Frías me llamó después de que el señor Antunes se hubiese ido, y me dijo que todo lo que yo había estado oyendo allí y con la boca abierta, era una grandísima trola. Cosa cierta y verdadera sobre eso de las manos de los negros era lo que él sabía, que Dios terminaba de hacer a los hombres y los mandaba a bañarse a un lago del cielo. Después del baño, las personas estaban blanquitas. Los negros, como se hicieron de madrugada, y a esa hora el agua estaba muy fría, sólo se habían mojado las palmas de las manos y las plantas de los pies, antes de vestirse y venir al mundo.

Pero yo leí en un libro que hablaba sobre esto, que las manos de los negros son así, más claras, por vivir encorvados recogiendo el algodón blanco de Virginia, y de no sé donde más. Esta claro que Doña Estefanía no estuvo de acuerdo cuando yo le dije eso, es sólo porque sus manos se decoloraron tanto a fuerza de tanto lavarlas.

Bien, yo no sé lo que pensar de todo esto, pero la verdad es que aunque estén callosas y agrietadas, las manos de los negros son siempre más claras que todo el resto de su cuerpo, y eso es así. 

Mi madre debe ser la única que tenga razón sobre esta cuestión de que las manos de los negros son siempre más claras que todo el resto de su cuerpo. El día que hablamos de esto, ella y yo, estaba yo contándole todo lo que sabía sobre esta cuestión, y ella no podía parar de reírse. Lo que a mí me pareció extraño era que ella no me dijese que era lo que pensaba sobre todo esto, cuando yo le quise saber, y que sólo me contestase después de hartarse de ver que yo no me cansaba de insistir sobre el asunto e incluso así, llorando, agarrándose la barriga como quien no puede más de tanto reírse, lo que ella me dijo fue más o menos esto.

- Dios hizo a los negros porque TENÍA que haberlos. TENÍA que haberlos, hijo mío. Él pensó que realmente tenía que haberlos. Después, se arrepintió de haberlos hecho porque, los otros hombres reían de ellos, y los llevaban a sus casas para ponerlos a servir como esclavos o poco más. Pero como él no podía volverlos blancos, porque los que se habían habituado a verlos negros reclamarían, hizo que las palmas de las manos de los negros quedasen exactamente como las palmas de las manos de los otros hombres... ¿Y sabes porqué? claro que no lo sabes... y no me sorprende, porque mucha... mucha gente, no lo sabe. Pues mira, fue para mostrar, que lo que los hombres hacen es simplemente obra de hombres. Que lo que los hombres hacen está hecho por manos iguales, manos de personas que, si tienen sentido común, saben que antes de ser cualquier otra cosa, son hombres. Debe de haber sido por eso por lo que él hizo que las manos de los negros fuesen iguales a las manos de los hombres que dan gracias a Dios por no ser negros.

Después de decir esto, mi madre me besó las manos.

Cuando salí corriendo hacia el patio para jugar al balón, iba pensando que nunca había visto a ninguna persona llorar tanto si que nadie le hubiese pegado."


sábado, 6 de junio de 2015

Birimbaos, gaitas y tambores por todo el mundo.

En las cuevas del sur de Francia se han encontrado una especie de flautas de hueso asociadas a nuestros parientes neardentales con la friolera de 40.000 a 60.000 años de antigüedad. También conservamos flautas fiables originarias de China con 9.000 años de antigüedad, así como liras y arpas con más de 4.500 años descubiertas en la mítica ciudad de Ur, en Mesopotamia. 

Hace unos 10.000 años, los aborígenes australianos desarrollaron un didgeridoo (instrumento de viento, que se fabrica con plantas de eucalipto, a las que previamente se las ha vaciado mediante el uso de termitas). Alguien debió darse cuenta de que, si se soplaba dentro del tubo, éste generaba un plácido sonido.

Otras son las teorías que conectan con el descubrimiento accidental de algunos intrumentos. Pero lo sorprendente es conocer como los instrumentos conectan con la gente del mundo.

BIRIMBAO


"Después de una batalla terrible, la diosa protectora convirtió el arco del Guerrero en el primer instrumento musical de la tribu, para que la música y la paz reemplazaran las armas y las guerras para siempre" se dice que cuenta la mitología zulú nguni sobre el origen del berimbau, el arma de la feminidad de las mujeres bantú.

El birimbao (en portugués berimbau) está documentado ampliamente en toda África subsahariana, recibiendo distintos nombres en las diferentes lenguas y culturas del vasto continente. Samuius para los zulúes, gom-gom para los hotentotes, bobre en Mozambique, zedzi de lava en Madagascar, hunga o kungo en Angola etc... Este último, es el arco musical que más se asemeja con el berimbau brasileño de todos los que conocemos en África. 

Se dice que el arco musical partió desde África y se extendió por todo el mundo a medida que las tribus esclavizadas eran transportadas a otras naciones. A pesar de no poder portar sus instrumentos con ellos, sabían cómo construirlos y así lo hicieron. Después, las culturas hicieron el resto, cambiando el nombre e incluso los materiales y la manera de tocar a su antojo.

Marcelino González, músico toba-guaraní, cuenta que en su cultura tocan el Gualambau, que viene de "gualang", onomatopeya guaraní del sonido de la cuerda del arco al lanzar la flecha.

Otro ejemplo claro son los africanos que llegaron a la India de la mano de los comerciantes aproximadamente en el año 1100. A estos africanos deportados desde su tierra se les conoció como los Siddis, una población afro-asiática que hoy todavía existe. Los Siddis son descendientes de las naciones de habla bantú de África Oriental, de Etiopía y del sur de África, como Angola. Tocan un instrumento exactamente igual al berimbau, conocido como Malunga.

Y ahí que un día se encontraron... 

 


GAITA.


Hay muchas teorías sobre el origen de la palabra. hay quien dice que procede del gótico suevo "gaits", término que también utilizan las lenguas del oriente europeo (gida en Hungría, gainda en Creta o gayda en serbocroata y macedonio), que significa "cabra", ya que de la piel de este animal se realiza el fuelle de la misma. Por otro lado, algunos autores sostienen que proviene del nombre de un oboe de África, especie de dulzaina, llamada al-ghaita, ghaita o gheita. El término latino cornamusa es preferido por los aragoneses, mallorquines, franceses, o italianos.

Mizwad en Túnez, zokra en libia, poluta en México, ney anban en Irán, sruti upanga en India, zampogna en italia, shapar o shojor en Rusia; kozioł, gajdy o koza (cabra) en polaco; gajdy o gajde en diferentes lugares del este de Europa, tales como Polonia, Serbia, Eslovaquia y Croacia... La gaita no solo es celta.

Azwaw es la canción de Idir, cantautor argelino nacido en la región de Kabilia. Esta es una poderosa versión de Cheb Mami con gaitas celtas.

"Aquí vienen a nuestros seres queridos y los vecinos,
 esta sonrisa que cayó sobre nosotros hoy, que Dios lo mantenga para nosotros.
 Los hermosos días en que solíamos ser útil para los demás, pasaban, y volvieron de nuevo."


TAMBOR.


Una enorme cantidad de literatura etnográfica cita los muchos y variados usos del tambor en la mayoría de las culturas del ancho mundo.
El antropólogo R. Needham declaró que "la descripción más común, que se encuentra una y otra vez en la literatura etnográfica, dice que el chamán toca el tambor para establecer contacto con los espíritus".

Muchos americanos nativos se refieren al sonido del tambor como al "latido de la tierra"...

"El intenso sonido del tambor penetra en lo más hondo de los hombres. El solemne sonido del tambor abre el corazón de los hombres. La poderosa vibración del tambor puede despertar el alma de los hombres" dicen en la película "El latido de la montaña" sobre el Taiko, en japones, gran tambor.

El kultrün, en lengua mapuche, significa instrumento del eco. El sonido monocorde de este emblemático instrumento permite a la machi entrar en trance. También los chamanes sami (llamados noajdde o noaiti) utilizan el canto, acompañado por la percusión del tambor. En la Santería o religión Yoruba un tamborero "jurado" tiene un grado alto dentro de la jerarquía santera, debido al poder que tiene de comunicarse por medio del ritmo o toque con las deidades.

También existe la percusión del agua, curiosamente, generalmente tocado por mujeres:



 




 Más sobre los tambores:  
http://unaantropologaenlaluna.blogspot.com.es/2013/11/el-latido-de-la-tierra-la-percusion-del.html


Fuentes:
http://www.laopinion-rafaela.com.ar/opinion/2009/04/21/u942103.php
http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Gaitas
 http://ebanoolivenza.blogspot.com.es/2012/04/en-busca-del-origen-del-berimbau.html
 http://japonenunatazadete.wordpress.com/2008/01/29/442/ Angeles Arrien: "Las cuatro sendas del chamán" Mircea Eliade "El chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis."
 http://yossersanterocubano.es.tl/Tambores-Bat%E1.htm
http://despuesdelapaz.periodismohumano.com/2013/03/22/ingoma-nshya-tambores-que-curan-mujeres-en-ruanda/

sábado, 30 de mayo de 2015

Videoclips y música del mundo: O como viajar gratis con el oído y la vista

No existe grupo humano sin música.

O como viajar gratis con el oído y la vista.

Videoclips y música del mundo:

Moldavia:



Japón:



Angola:


Papúa:



India:



Turquía:

Suecia/sami:



Tunez:


China:



Gitano español:



Escocia:



Colombia:


Malí:


Aborigen australiano:


Brasil:



Líbano:


Y muchas más canciones: https://www.youtube.com/playlist?list=PL269510D416B05182

sábado, 16 de mayo de 2015

La masculinidad: la inesperada virtud de la invisibilidad.

"Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre...
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos...
y sé todos los cuentos."
León Felipe, poeta.

 “Si bien es difícil ser mujer… es imposible ser hombre”.
Ferdinando Camon, escritor.



"Tengo la sensación de que todos los artistas que participamos en esta exposición nos hemos inventado un alter ego para poder explicar y hablar con sinceridad de lo que nos pasa. Hemos tenido que crear un personaje para poder ser nosotros mismos", sentencia Carlos Pazos, artista que participa en la exposición sobre masculinidad 'Chercher le garçon' (Buscar el hombre). Una exposición que cuestiona a través del arte los valores tradicionales asociados a la masculinidad: eficacia, autoridad, heroísmo, conquista, fuerza...

 

"Los niños no lloran", "no te comportes como una niña", "maricón el último"... ser hombre se construye a través de la oposición. No se sabe lo que es ser hombre, sino lo que no es serlo. 

 

“Ser rudo, ruidoso, beligerante; maltratar a las mujeres y convertirlas en objeto de fetichismo; buscar sólo la amistad entre los hombres al mismo tiempo que se detesta a los homosexuales; ser grosero, denigrar las ocupaciones femeninas. La primera obligación para un hombre es la de no ser una mujer” afirma Robert Stoller, antropólogo.

En este caso, son únicamente los roles masculinos los que legitiman la
virilidad "de tal manera que la masculinidad es cualquier cosa que no sean las mujeres" subraya el antropólogo Matthew C. Gutmann. Y explica:
 
"La antropología desde siempre se ha ocupado de hombres hablándoles a hombres sobre hombres. Sin embargo hasta hace poco tiempo, fueron contados aquellos quienes dentro de la disciplina del “estudio del hombre” realmente examinaron a los hombres como hombres."

"Los antropólogos que tratan diferentes temas reconocerán que en muchos trabajos se da por hecho la naturaleza de los hombres y la masculinidad. Una rápida ojeada a los índices de la mayoría de las etnografías muestra que las “mujeres” existen como categoría en tanto que los “hombres” raramente aparecen listados. La masculinidad o se ignora o se considera que es la norma, de forma tal que el hacer un inventario por separado es innecesario. Así que, aquí también “género” con frecuencia quiere decir mujeres y no hombres.

"La invisibilidad de la masculinidad no sólo es académica" explica el sociólogo Michael Kimmel, "sus consecuencias son graves y de carácter político. Para ilustrar lo anterior voy a referir una conversación entre una mujer blanca y una mujer negra: 
 
La negra pregunta: 

"Cuando te miras al espejo, ¿qué ves?" 

"Veo una mujer", responde la blanca. 

La negra explica: "Ese es el problema, cuando yo me miro al espejo, veo una mujer negra. Para ti la raza es invisible, porque así funcionan los privilegios." 

O sea que los privilegiados no saben cómo o por qué los son. Antes cuando me veía al espejo veía a un ser humano, sin raza, clase o género: universal. A partir de esa conversación me convertí en un hombre blanco de clase media. Me di cuenta de que la raza, la clase y el género también tenían que ver conmigo. Tenemos que hacer la masculinidad visible y darnos cuenta de que la invisibilidad es consecuencia del poder y el privilegio."

 

El antropólogo David D. Gilmore escribía que “la masculinidad obsesiva es siempre fuente de conflictos y de tensiones. Obliga a ponerse una máscara que simule una superpotencia y una independencia matadoras. Y cuando cae la máscara se descubre un bebé que tiembla y se pregunta: "¿por qué tenemos que ser competitivos y disciplinados a la fuerza? ¿Por qué no puede una sociedad industrial moderna existir y progresar sin un rol masculino agresivo? ¿Hay algo en las sociedades complejas que, en sentido general, requiera la existencia de estos roles masculinos?" se pregunta Gilmore.

En realidad, "no hay una forma de ser hombre" explica Andrés, miembro de la asociación Ahige (Asociación de Hombres por la Igualdad de Género) "hay múltiples formas de serlo, de vivir tu masculinidad. Se trata de que cada uno de nosotros seamos libres y tengamos capacidad para decidir qué tipo de hombre queremos ser". 

"Para cambiar la sociedad, tenemos que transformarnos nosotros primero a nivel personal. Tenemos el patriarcado absolutamente interiorizado y debemos ir quitándonos capas".

"Hay que pluralizar y desagregar la masculinidad pues son múltiples sus construcciones, aunque también hay que señalar que ideológicamente éstas no son vistas como iguales" explica el sociólogo Michael Kimmel. "Hay jerarquías, no sólo de hombres sobre mujeres, sino de hombres sobre otros hombres, heterosexuales sobre homosexuales, blancos sobre negros, personas de edad mediana sobre viejos y jóvenes, etcétera" 

"Pero el problema no son los hombres, sino la definición tradicional de masculinidad" aclara el sociólogo. "Es la masculinidad tradicional lo que mantiene a muchos hombres a la defensiva cuando se les presenta una ideología de equidad ante las mujeres, los gays, etcétera."



"Hay una definición hegemónica de la masculinidad: joven, casado, blanco, urbano, del norte, heterosexual, católico-protestante, padre, con educación universitaria y empleo de tiempo completo, buena complexión física, peso y estatura y un récord deportivo."

"El hombre que no pase cualquiera de estos requisitos se verá a sí mismo como devaluado, incompleto e inferior. El machismo es una consecuencia psicológica de esta sensación.

Un psicólogo acuñó las cuatro reglas de la masculinidad que tienen que ser suscritas por los hombres todo el tiempo. 

La primera y más importante es: Nada de mariconadas. No se puede hacer nada que remotamente sugiera la feminidad. La masculinidad es el repudio de lo femenino. Todo lo demás no es más que una elaboración de esa primera regla. 

La segunda regla: Sé importante. Medimos tu masculinidad por el tamaño de tu chequera, poder, estatus. 

La tercera regla: Sé duro como un roble. Lo que define a un hombre es ser confiable en momentos de crisis, parecer un objeto inanimado, una roca, un árbol, algo completamente estable que jamás demuestre sus sentimientos. 

La cuarta regla: Fóllatelos. Chíngatelos. Ten siempre un aura de atrevimiento, agresión, toma riesgos, vive al borde del abismo.

Mientras la idea de feminidad ha variado dramáticamente, la ideología de la masculinidad no ha cambiado en los últimos 50 años, pero además se aplica contra los "otros": las mujeres, los ancianos, los gays, los negros. Todos tienen mucho o poco en términos de género. Se les ve así como violentos, rapaces, bestias, o bien, débiles, indefensos o dependientes, no pueden sostener una familia, son feminizados

Esto se aplica en campos como la paternidad, en la que "La exigencia de ser importante y conservar poder y estatus implica pasar más tiempo en el trabajo y alejarse del hogar, la familia y los hijos; ser duro como un roble significa no cultivar las habilidades emocionales para cuidar, amar y criar a nuestros hijos."

"En conclusión" continúa Kimmel "hay que tener en cuenta que los hombres en lo individual están haciendo lo mejor posible para ser buenos padres, esposos o compañeros; sin embargo, la manera en que se les enseñó a ser hombres les dificulta mucho el camino. Por eso, por una parte, están reticentes al cambio, pues las demandas de la masculinidad tradicional los han dejado sintiéndose inseguros, devaluados, incompletos e inferiores. Entonces si pierden su noción de la masculinidad lo pierden todo

Por eso sugiero no retar a los hombres en lo individual, sino confrontar a la masculinidad en general, para permitirles vivir animados por el amor, la compasión, la crianza de los hijos y por mejores relaciones de pareja. 
 
Un autor escribió en 1917 que el feminismo hará por primera vez libre a los hombres porque representa un reto para las definiciones tradicionales de la masculinidad."
Fue Floyd Dell, poeta, novelista, literario crítico. Y ya en 1914 escribía, entre otras cosas:

"El feminismo va a hacer posible que por primera vez los hombres sean libres.
En la actualidad, el hombre común tiene la elección entre ser un esclavo y un sinvergüenza. Así es la forma en que se encuentra.

[...]
"Un hombre libre es un hombre que está dispuesto a tirar su trabajo cada vez que le de la gana. Si él es un albañil que quiere salir en huelga, o un poeta que quiere dejar de escribir tonterías para las revistas, si no hace lo que quiere hacer, no es libre"
"Y esto será así siempre y cuando las mujeres sean el sexo dependiente de los hombres. Es mucho pedir de un hombre que sea valiente, cuando su valentía significa tomar la comida de la boca de una mujer que no puede conseguir comida al margen de él.
[...]

Los hombres no quieren la libertad que las mujeres están empujando. Ellos no quieren la oportunidad de ser valientes, quieren la oportunidad de ser generosos. Quieren dar comida y ropa y casa con cortinas de encaje a alguna mujer.
Los hombres quieren la sensación de poder más que el sentido de la libertad. Quieren la sensación de ser proveedores para las mujeres más que el sentimiento de hombres libres. Quieren a alguien dependiente de ellos más de lo que quieren a un camarada. Mientras que puedan ser señores con un sueldo fijo, están dispuestos a ser esclavos en el gran mundo exterior."
En pocas palabras, tienen miedo de dejar de ser sultanes en pequeños harenes monogámicos. Pero el mundo no quiere sultanes. Quiere que los hombres puedan llamar a su propia alma. Y eso es lo que el feminismo va a hacer por los hombres, dar vuelta a sus almas, para que puedan correr el riesgo sin temor en la aventura de la vida. 
Cuando usted tiene una mujer en una caja, y paga el alquiler de la caja, su relación cambia insensiblemente. Pierde la emoción de la democracia. Deja de ser el compañero, porque la compañía sólo es posible en una democracia. Ya no es un intercambio de vida en común, se trata de una ruptura, de una vida partida. La mitad es una vida de cocina, ropa y niños; y la otra mitad una vida de negocios, política y béisbol. 
No hay mucha diferencia en cual es la mitad más pobre. 
Cualquier ruptura, 
cuando se trata de la vida, 
está muy cerca de la pobreza."
 

Publicado por primera vez en The Masses (julio 1914).



"Los hombres nacen suaves y blandos;
muertos, son rígidos y duros.
Las plantas nacen flexibles y tiernas;
muertas, son quebradizas y secas.
 Así, quien sea rígido e inflexible
es un discípulo de la muerte.
Quien sea suave y adaptable
es un discípulo de la vida.
 Lo duro y rígido se quebrará.
Lo suave y flexible prevalecerá."
 Tao, Lao Tse.

"Casi muero por todas las lágrimas que no derramé”. Del libro "El caballero de la armadura oxidada" Robert Fisher.




Fuentes:
"Traficando con hombres, antropología de la masculinidad" Matthew C. Gutmann.
"Hacerse hombre" David Gilmore.
Ser gordo, mulato, femme, feo y aborrecible: https://eldemonioblancodelateteraverde.wordpress.com/2014/08/06/ser-gordo-mulato-femme-feo-y-aborrecible/
http://www.thebaffler.com/ancestors/feminism-for-men
http://www.elmundo.es/cultura/2015/04/06/55218c47ca4741c5648b4582.html
http://www.elmundo.es/espana/2014/11/29/547842ce22601d6d378b4575.html
http://www.eurowrc.org/06.contributions/3.contrib_es/12.contrib_es.htm

http://haikita.blogspot.com.es/2008/06/qu-es-ser-un-hombre.html
http://inadi.gob.ar/promocion-y-desarrollo/publicaciones/documentos-tematicos/genero-y-discriminacion/teoria-de-genero/

sábado, 9 de mayo de 2015

El gato que está triste y azul: antropología del color.

“El azul índigo es más azul que la planta de donde se extrae” (El alumno debe superar al maestro). Proverbio chino.

Los antropólogos Brent Berlin y Paul Kay comprobaron en una investigación acerca de los nombres de los colores, en 98 idiomas, que en todas las lenguas aparecieron primero el blanco y el negro (noche y día), y los términos que aluden a los colores claros y oscuros, luego la voz para rojo, después para verde y amarillo (pues están presente para lo comestible) y sólo en último lugar, se formaron palabras independientes para el azul y los demás colores. 

Héctor «Kirai» García, autor de «Un geek en Japón», recuerda la siguiente anécdota de sus primeros días en el país asiático: «Un día un japonés me dijo “vamos a cruzar, que el semáforo ya se ha puesto en ao (azul)”. Yo pensé “¿ao no era azul?”. No le presté mucha atención, pero cuando volví a oír a alguien decir que el semáforo cambiaba a color azul me empecé a mosquear». El alicantino, que vive en Tokio desde 2004, descubrió más adelante que para los japoneses el color verde de los semáforos no es «midori» (verde), sino «ao» (azul).

Él lo atribuye a que en la lengua japonesa no existió una palabra para el color verde hasta que hace un milenio se introdujo el término «midori». Hasta entonces verde y azul habían sido el mismo color: el azul. Por eso, los semáforos en verde y otras cosas de color verde seguían siendo "azules".

Pero en realidad, en el antiguo Japón, la palabra "ao" o "aoi" no se refería al azul. El concepto de la palabra Aoi no era un color, sino algo mucho mas amplio: el cielo, los arboles, el césped, plantas y agua... el cobalto, celadón, aceituna, esmeralda, grafito... la naturaleza era aoi. Esto fue rebajándose a los colores conocidos como azul y verde y sus variantes. 

En el japonés moderno, "ao" significa azul, pero todavía se aplica a las cosas que realmente no son azules a los ojos, sino a las cosas que todavía están inmaduras o sin experiencia. O son naturalmente puras. Por ejemplo:

- 'Aoba 青葉 nuevo crecimiento de las hojas.
- 'Aona' 青菜 verduras de hoja verde
- 'Aokusai' 青 臭 い un adjetivo para describir a alguien que es inmaduro; o decir que algo tiene un olor de hierba verde.

"Midori" que ahora es "verde", antiguamente simbolizaba la juventud y el nacimiento de la vegetación. A un cabello sano se le llama "Midori no Kurokami" y un recién nacido es un "Midori ko"
“Ao” se utiliza para los colores fríos e "inmaduros" o crudos, y “Aka” para los colores cálidos : amarillo, naranja o rojo... como el sol, que en Japón no es amarillo, es rojo.

En el chino, existe otra palabra similar que es anterior a la lengua vernácula moderna, Qing (青). Representa el florecimiento de una planta joven y podría entenderse como "verde", pero la palabra se utiliza para describir los colores que van desde la luz y el color verde amarillento a través de un azul profundo hasta llegar a negro, como en Xuanqing ( 玄青) .

Sin ir tan lejos, la etimología de la palabra en español "verde" viene del latín "viride", del verbo "virere", estar vigoroso, con fuerza, y aplicado a las plantas es estar exuberante, llenos de follaje, bien verdes.

En euskera, el idioma del País Vasco, se dan situaciones parecidas: el gris y el azul, como colores fríos o claros, se les denominaba "urdina". Urdina viene de "ur", agua. Una persona con canas se dice que tiene el pelo azul. Si le salen canas, se le azulea el pelo (ilea urdindu). Y toda la gama de colores calientes, amarillo, naranja, rojo y sus variantes, eran "gorria". “Urre gorria” (lit. oro rojo) es el oro puro. "Negu gorria" significa invierno puro y violento, literalmente, "invierno rojo".

Pero hay muchos más idiomas que contienen una palabra que refiere tanto al azul como al verde, tantas que en inglés los lingüistas han decidido llamarlo "grue".

En muchos dialectos de la lengua amazigh, "azegzaw" significa tanto verde y
azul.
La antigua palabra egipcia "wadjet" cubre la gama de azul, azul-verde, y verde. Los galeses tienen la palabra celta "glas" que generalmente se traduce como "azul"; sin embargo, también se puede referir para el color de la mar, de la hierba, o de la plata.  

Osetia tiene una palabra para el azul, azul claro y verde: "цъæх" (tsah) 
La palabra coreana nativa 푸르다 (Pureu-da) puede significar azul o verde, o verde azulado.  
En tibetano, སྔོན་ པོ ་. (Wylie sngon) es el término dado por el color del cielo y de la hierba.
En vietnamita, azul y verde se denota por "xanh" (青). 

En zulú, usan la palabra "-luhlaza" para el azul y el verde.  
Tswana usa la misma palabra "tala" para referirse tanto al azul y al verde. 
En la lengua Lakota Sioux, la palabra "tȟó" se utiliza tanto para el azul y el verde.

El azul es un color:

Lejano e infinito: como el mar y el cielo. De la palabra italiana para el azul ultramarino, l´azzurro, proviene el término Lasur, que es como se llama en alemán a las pinturas transparentes.

Fiel: en inglés, "true blue" es fiel hasta la médula. El rito nupcial inglés exige como ajuar de toda novia:
"Something old, something new, something borrowed, something blue"
"Algo antiguo, algo nuevo, algo prestado, algo azul"

Fantástico (y utópico): antiguamente, en Alemania, a las historias inventadas se las llamaba cuentos azules. Cuando un francés dice "j´en reste bleu!" quiere decir que no sale de su asombro, y si dice "parbleu!" es que algo resulta difícil de explicar, fantástico. En inglés, los "blueprints" hace referencia a planes y proyectos hechos al tuntún, como borrador.
En Holanda se dice "esto no son más que florecillas azules", significa que no son más que patrañas.

Melancólico: El blues es música nostálgica, de penas de amor y anhelo. En inglés, "blue" significa también estar triste y melancólico. El gato que está triste y azul, está triste. Y el que está "in a blue funk", es que está muerto de miedo. Pero en inglés, la comedia o las bromas azules no son melancólicas, sino las que tienen referencias sexuales, al contrario que en España, que se les llama chistes verdes. En japonés, azul está el que está enfermo, y son las películas rosas las que son eróticas. En China, sin embargo, son las amarillas.



Divino: El dios egipcio Amón es de color azul, y también el dios indio Visnú y el dios Rama tienen la piel celeste.
En la religión judía, el cielo es el trono de Yahvé y consiste en un zafiro. El azul divino y el blanco de la pureza son los colores de la bandera del sionismo.
La nobleza de España tenía "sangre azul", pero por otra razón. En las pieles blancas se nota mucho las venas azuladas, y por eso los campesino de piel tostada por el sol creían que por las venas de los nobles corría sangre azul. 
Un príncipe azul es por el que (se dice en España) sueñan algunas jóvenes. En realidad, la bella durmiente cantaba en su versión original: "I know you, I walked with you once upon a dream." "Te conozco ... caminé contigo una vez en un sueño." No era él el príncipe azul con el que soñó.

Femenino: tradicionalmente, el azul, y no el rosa ha sido el color femenino, símbolo del agua, de lo apacible. El rosa era el color que se utilizaba para los niños, al ser el rojo el color masculino, y el rosa un rojo suave. Por eso con cosas azules se han creado nombres de mujer. Del latino caelistis, celeste, proceden Celestina, Celina, Selina, Coelina, Urdina, Sinikka, Saphira... La flor del aciano, azul, sale el nombre francés Bluette. Douglas es nombre masculino, pero es azul oscuro. El color de la Virgen María también es azul.

Relajado: La "blue hour" u hora azul es la del anochecer, una vez concluida la jornada laboral. Es el color preferido para las cremas suavizantes, las ropas de cama, los sedantes... Los rusos con carácter azul son los de ánimo apacible, y un ruso azul es homosexual. Una rusa azul celeste (golubica) es una rusa tímida.

Universal: El índigo hizo del azul el color preferido para todo el mundo. Podía extraerse de muchas plantas distintas que crecían en todo el mundo. Hay momias egipcias envueltas en tejidos de este azul. En China este tinte se conoce desde milenios. Los pictos se pintaban con este color para atemorizar al enemigo. Por cierto, los pictos eran un pueblo que habitó Escocia en tiempos de la invasión romana, es decir, casi mil años antes de Braveheart, por lo que este personaje histórico raramente pudo pintarse de azul el rostro en sus campañas militares. Los indios también lo conocían: índigo viene de indio, el tinte procedía de la India, y añil procede de la palabra india para este azul: anni. Los touaregs tiñen sus ropas de un azul tan intenso que confieren a su ropa un brillo metálico que refleja la luz solar. 

"A los tuareg nos llamaban los hombres azules: la tela destiñe algo y nuestra piel toma tintes azulados.
Es el color dominante: el del cielo, el techo de nuestra casa."
explica Moussa Ag Assarid.

Para hacer el tinte de glasto, sólo se necesitaban las hojas de esta planta y orina humana. Puesto al sol, se fermentaba y se formaba alcohol, que disolvía el colorante índigo de las hojas. Para reforzar el colorante, no se podía echar directamente alcohol porque podía estropearla, así que venía indirectamente de la orina de los hombres que habían bebido mucho alcohol. Por eso, en Alemania, los borrachos se ponen azules, y se dice que "está haciendo el azul"
También la palabra cobalto, del azul cobalto, viene del alemán Kobold, que significa Gnomo, pues en algunas minas hay minerales de azul cobalto que brillan como si fueran, decían, los ojos azules de los gnomos.

El azul es el color sobre el que menos se nota la suciedad, y el tinte era barato y abundante. La indumentaria laboral se tiñó de índigo por el mundo entero. Levi Strauss inventó los tejanos o blue jeans para los buscadores de oro y cowboys. El nombre viene de Blue de Gênes, o azul de Génova, de donde procedían los marinos que importaban el índigo. Después, descubrieron que tenían un tejido muy resistente adecuado para los mineros de la época, ya que eran una prenda cómoda y amplia.
Pero el índigo empezó a desaparecer por un nuevo colorante más resistente, el indantreno. De aquí surgió una nueva moda, el jeanslook, el auténtico índigo, el que se destiñe y se rompe. Los tejanos gastados se convirtieron en símbolo de regreso a los valores verdaderos y duraderos. Aparecieron imitaciones a este azul, y nació la moda de los stone-washed jeans (pantalones lavados a la piedra) restregados con piedra pómez hasta conseguir la apariencia de gastados. Por eso, se crearon los Levi´s 501, los tejanos realmente usados, de nuevo como símbolo de autenticidad.

Hoy, paradojas de la historia, lo único auténtico es que esta ropa hecha para los más duros trabajos se ha convertido en una prenda cotidiana y casual. 

Vídeos:

Colores Himba:





Colores Japoneses:




Fuentes:
"Psicología de los colores" Eva Heller.
http://etimologias.dechile.net/?verde
http://www.quora.com/What-is-the-story-behind-using-the-same-word-for-blue-and-green-in-Japanese
http://en.wikipedia.org/wiki/Distinction_of_blue_and_green_in_various_languages