viernes, 25 de noviembre de 2016

8 canciones de todo el mundo contra la violencia de género.


Anoche escuché un grito
Voces altas detrás de las paredes
Otra noche sin dormir para mí
No haría ningún bien llamar
A la policía. Siempre llegan tarde
Si alguna vez vienen

Y cuando llegan
Dicen que no pueden interferir
en aventuras domésticas
Entre un hombre y su esposa
Y mientras caminan a la puerta
Las lágrimas caen por sus ojos.

Anoche escuché un grito
Entonces un silencio dio un escalofrío a mi alma
Recé que estaba soñando
Cuando ví a la ambulancia en el camino
Y el policía dijo
'Estoy aquí para mantener la paz
La multitud debe dispersarse
Creo que todos deberíamos dormir'



Mujer, si te han crecido las ideas 
de ti van a decir cosas muy feas que, 
que no eres buena
que, que si tal cosa

 que cuando callas te ves mucho más hermosa. 
Mujer, espiga abierta entre pañales
 cadena de eslabones ancestrales
 ovario fuerte di,
 di lo que vales
 la vida empieza donde todos son iguales 
Mujer, si te han crecido las ideas
 de ti van a decir cosas muy feas
 cuando no quieras ser incubadora
 dirán no sirven estas mujeres de ahora.
 Mujer, semilla, fruto, flor,camino
 pensar es altamente femenino
 hay en tu pecho dos manantiales
 fusiles blancos y no anuncios comerciales.
 Angela Jarnes, antes Manuela
 mañana es tarde y el tiempo apremia. 





Durga, diosa hindú de la fotaleza
El derecho a la igualdad de género, pero no la libertad de caminar ilesa.

Derecho a la vida y a la libertad, 
pero no a la libertad de vivir sin mancha.

Derecho contra la explotación, 
pero no la libertad de recibir justicia.

Derecho a la libertad de conciencia, pero no a la libertad de expresarla.

Derecho a los recursos constitucionales, pero no a la libertad de aplicarlos.

Derecho a preservar la dignidad, pero no la libertad de sostenerla.

Un país de libertad sin sentido, fútiles derechos constitucionales.

¿Ningún país para las mujeres?





Shamsia Hassani
¡Este rap está dedicado a las mujeres afganas!
Usted me dice que tenga conciencia
Que soy una mujer y que debo permanecer presa
Bueno, si usted es un hombre,
Trate de ser una mujer en Afganistán

Si las mujeres tienen cerebros defectuosos
Así tu esposa,
Tu hermana
Y tu madre también tienen cerebro defectuoso
Nunca te avergüenzas de tu propia infidelidad
Pero cuando alzo mi voz, me cortas la lengua
¡Piérdase! No me creaste

Yo reparo tu ropa desgarrada
Día y noche, yo cuido de ti
Y finalmente, mis propios dolores me prendieron fuego

Ya no soy tu esclava
Y el siervo mañana y tarde
Estoy perdida en tu hipocresía
Y nunca te entenderé
Escucha, escucha mi voz
No es solo tu elección
No soy solo una mujer
También soy humana

Me vendieron como un animal
Y ganó el orgullo de su larga barba y bigote
Me violaron una vez, pero ¿por qué me apedrearon?

En otras partes las mujeres son tratadas como rosas
Pero, ¿por qué, aquí, somos lo mismo que la basura?

He terminado de pedir permiso, permiso y permiso

La mujer no es sólo un cuerpo
O una sola parte del cuerpo
Así que puedes matarla
Cuando quieras

Algunos no creen que las mujeres son seres humanos
Diciendo que los nombres de las mujeres les traen vergüenza
¿Por qué el hijo rechaza a su mamá?

Tratas de ser superior a mí
¿Dime quien eres tú?
Quienquiera que seas, debes recordar!
YO fui quien te trajo a este mundo


Cortaron la flor que me hizo una mujer
No corte la flor que me hace una mujer
Si circuncidan a las niñas
Usted hará sus momentos íntimos difíciles
Siempre tendrán problemas de salud
Te lo ruego mamá, no hagas que me circunciden, ¡me duele mucho!
Te lo pido padre, no hagas que me circunciden, ¡me duele tanto!
Lo cortaron
¡Madre, pare la circuncisión femenina!
Si circuncidan a las niñas
Usted hará sus momentos íntimos difíciles
Siempre tendrán problemas con el parto
Siempre tendrán problemas de salud
¡Duele mucho!
No circuncidar a las niñas
¡Duele mucho!
Las mujeres africanas viven demasiado infierno y sufrimiento
Deberíamos volver a mirar nuestras creencias ancestrales y evaluarlas
Mantener lo que es bueno para nosotros, y rechazar todo lo que nos perjudica
¡Duele mucho!
Las mujeres africanas viven demasiado infierno y sufrimiento
¡Duele mucho!
Madre…





Bueno, ella parecía estar bien temprano con la luz del amanecer, a pesar de que parecía un poco preocupada y débil. 
Ella trató de fingir que no estaba bebiendo de nuevo, pero papá le dejó la prueba en la mejilla, y yo sólo tenía ocho años de edad ese verano,
siempre parecía en camino, así que fui a la feria de la ciudad del día de la independencia.

Así se corre la voz en un pueblo pequeño, pequeño, 
dijeron que era un hombre peligroso. 
Pero mamá era orgullosa y ella se mantuvo firme, 
supo que estaba cerca el final. 
Algunas personas susurraban, algunas personas hablaban, 
pero todo el mundo miraba a otro lado, 
y cuando se acabó el tiempo 
no había nadie el Día de la Independencia.

Deja que la libertad suene, que la paloma blanca cante
Que todo el mundo sepa que hoy es un día de recuento
Que el débil sea fuerte, que lo correcto esté mal
Lanza la piedra, deja que el culpable pague, es Día de la Independencia
Tira la piedra
Es día de la independencia


Bueno, ella iluminó el cielo ese cuatro de julio, en el momento en que los bomberos venían. 
Solamente apagaron las llamas y se llevaron algunos nombres, y me enviaron al hogar del condado.
Ahora no estoy diciendo que está bien o que está mal
Pero tal vez sea la única manera
Habla sobre tu revolución
Es el Día de la Independencia




Escribí esta canción en un trozo de papel,
con la esperanza de que algún día alguien... pueda ayudarte,
Realmente me amará? Se preguntaba
Esperando escaparse, pero con demasiado miedo.


No hay espacio para crecer si sigues aguantando
Cuando llegue el momento, déjalo ir,
Porque es mejor caminar el sendero sola, que continuar juntos por el mismo camino
No más manos de la explotación, déjalo ir,
Con el viento, déjalo ir,
Todo el dolor, déjalo ir.


Cada nueva cicatriz es un recuerdo 
que aunque bajo la presión, debemos recordar respirar,
Trepa por encima de todos los obstáculos,
Porque más allá de las montañas más difíciles de escalar, se encuentran las más impresionantes vistas,
Donde puedes dejar atrás cualquier mala experiencia
Y olvidar
Nada dura para siempre, tenlo en cuenta,
Y con esa regla de oro, lo dejamos ir...

 

Seràs aquella que vas voler ser,
seràs la tres voltes rebel,
seràs un puny alçat al vent
i tu, sols tu,
faràs vibrar cinc continents.




viernes, 11 de noviembre de 2016

La complementariedad andina: Uno más uno no son dos. Uno más uno es uno.

"Hubo un tiempo en el que no había tiempo. Era el tiempo del inicio. Era como la madrugada. No era noche ni era día. Se estaba el tiempo así nomás, sin ir a ningún lado y sin venir de ninguna parte. No había luz pero tampoco había oscuridad. Era el tiempo en el que vivían los más grandes dioses, los que nacieron el mundo, los más primeros. Dicen los más viejos de nuestros viejos que esos primeros dioses eran siete y que cada uno era dos. Dicen los más ancianos de nuestros ancianos que “siete” es como los más antiguos numeran a los todos, y que el uno siempre es dos para poder caminarse. Por eso cuentan que los más primeros dioses eran dos cada uno y eran siete veces. Y estos más grandes dioses no se nacieron sabedores y grandes. Pequeños eran y no mucho sabían. Pero eso sí, mucho hablaban y se hablaban. Puro palabrerío eran estos primeros dioses. Mucho se hablaban todos al mismo tiempo y nada se entendían unos a los otros.

Aunque mucho hablaban estos dioses, poco sabían. Pero, a saber cómo o por qué, hubo un momento en que todos se quedaron callados al mismo tiempo. Habló entonces uno de ellos y dijo y se dijo que era bueno que cuando uno hablara los otros no hablaran, y así el uno que hablaba podía escucharse y los otros que no hablaban podían escucharlo y que lo que había que hacer es hablar por turnos. Los siete que son dos en uno estuvieron de acuerdo. Y dicen los más viejos de nuestros viejos que ese fue el primer acuerdo de la historia, el de no sólo hablar sino también escuchar."

Subcomandante Insurgente Marcos.

La complementariedad es un principio filosóficos en la cosmovisión mesoamericana. Es reconocida como el rasgo fundamental de las concepciones amerindias sobre el cosmos. 

"Persiste, desde hace miles de años, en lo más profundo del pensamiento americano, y en cada aspecto de la vida. La dualidad está en la palabra; en los cantos, la poesía y las narraciones. Está en lo que se dice y también en cómo se dice. Persiste en las concepciones más generales de la salud y del cuerpo. También en la política y en la base de la organización social. En los sistemas de cargo, en la forma de concebir el poder, en la siembra, en los terrenos y en los lugares que se eligen para vivir. Está en el amor y en las pasiones.” afirma Mariana Favela, maestra en Filosofía de la Ciencia.

“Todo está en par”, cuenta Favela que señalaba una mujer totonaca de Veracruz.

Una mujer nahua de Cuetzalan lo expresaría profunda y bellamente durante una asamblea: “Uno más uno no son dos. Uno más uno es uno”.

Vida y muerte, Sol y Luna, día y noche, este y oeste, húmedo y seco, calor y frío, arriba y abajo, viento y fuego, perfume y fetidez... La complementariedad de la dualidad es un principio ordenador del cosmos, son el origen pareado-parido de la vida.

Pero en el pensamiento andino, en cada dualidad, la contraparte no es lo contrapuesto, sino el complemento correspondiente e imprescindible. El principio de la existencia es la paridad, no la oposición/exclusión. Por ejemplo, la noche no es lo opuesto al día. Podemos decir que la noche necesita al día para existir, pero que, además de ser noche, es día, como el día también es noche. 

Son relaciones de imbricación, de cohabitación de cada par en el otro. Porque nada es autárquico en el sentido de bastarse a sí mismo. Todo es interdependiente. “Los extremos”, señala la historiadora mesoamericanista Louise Burkhart, “no tenían que ser evitados completamente, debían ser balanceados uno contra el otro”. 

Es la medida para lograr el equilibrio o la armonía. Pero es una balanza que no busca la mitad del camino o el “justo medio” estático de la filosofía clásica occidental. En cambio, se trata de un equilibrio fluido, dinámico, en desplazamiento continuo. No es un punto fijo. Una característica fundamental de todo lo que existe en esta filosofía, es el movimiento. "Todo cambia".

Y es que la existencia no recorre un camino unilineal, ya trazado o previsible; en ella se combinan ritmos y temporalidades. La realidad es una dinámica sumamente compleja. Dado que nada es independiente, sino interdependiente, el cambio o afección de unas relaciones necesariamente perturba al resto. Por eso todo está en continuo movimiento, y así la armonía también se encuentra en ese movimiento.

En el pensamiento filosófico occidental, pero principalmente en la tradición aristotélica, cada entidad es numéricamente una e independiente, atomizada y autárquica. Por eso, decimos "unidad", "universidad", "individuo"... Este es uno de los principios fundamentales que subyacen a gran parte del pensamiento filosófico occidental, la unidireccionalidad y la homogeneidad. La idea de la unidad como generadora, hace referencia a la idea del origen en El Uno: masculino y singular. En esos términos, la paridad o cualquier forma de diversidad aparecen como defecto, error, desviación, degeneración, enfermedad, etc.

El filósofo puquina (Perú) Javier Lajo sostiene que "para el hombre andino todo objeto real o conceptual tiene imprescindiblemente su par, siendo así que el paradigma principal del hombre andino es que ‘todo’ y todos hemos sido paridos, es decir, el origen cosmogónico primigenio no es la unidad como en occidente, sino es la paridad."

En la filosofía de la complementariedad, la existencia inicia cuando al caos se impone el orden y la armonía. El término quechua Pacha, que en occidente lo traducimos como tierra, en la tradición andina es mucho más complejo: “se refiere al mundo como orden y no como materia. Un ciclo que se manifiesta en el curso de la noche y del día, de las lluvias y las secas, de la muerte y de la vida, en fin, de todos los movimientos regulares del cosmos” explican los historiadores Alfredo López Austin y Luis Millones.

Habitamos una existencia pareada, y además, una existencia parida, porque los pares dan lugar a la vida.
Esto significa que la existencia es posible si y sólo si existe la diversidad. La diferencia es condición para la existencia. Si se anulara la diversidad no habría más cambio o movimiento o un tejer permanente. Todo lo que existe es a la vez distinto de sí mismo.

La antropóloga Shannon Speed les preguntó a las mujeres zapatistas si los varones les habían insinuado que ellas deberían esperar para hacer su lucha como mujeres, ya que en el momento era necesario hacer un frente común. Después de un largo silencio reflexivo, obtuvo esta respuesta: 

“Lo opuesto es cierto, es a través de la organización que empezamos a luchar, que empezamos a estar conscientes de nuestro derecho como mujeres”

La concepción de complementariedad exige que los varones participen también en la “liberación” de las mujeres. Es más, no existe liberación si no es desde un pensamiento comunitario, o nosótrico.

"En sí, sentimos en nuestros corazones, como seres humanos que viven una condición humana tejida en la trama y en la urdimbre de la Cotidianidad y de la Historia de la unidad de Lo Humano con el Medio Ambiente, la Naturaleza, el Planeta y el Cosmos como con toda la Totalidad. Que nuestra ‘patria’ es toda la Totalidad en la que estamos existiendo. De modo que decir que nuestra ‘patria’ es el planeta, todavía es poco." 
Carta Social de Abya-Yala en la Forma y esencia del actual continente Indoafrolatinoamericano.
Bolivia, 2004.

A Carlos Lenkersdorf los mayas tojolabales le enseñaron que: “vivimos en un cosmos que vive, que tiene 'atsil” 'Atsil o corazón es “el vivificador de todos y de cada uno, por eso no hay nada que no tenga ‘atsil. Es decir, la vida no está solamente presente entre los humanos, la fauna y la flora, sino también en nubes y aguas, cuevas y cerros, tierra y astros, ollas y comales.”

El filósofo maya tzeltal López Intzín, habla del ch’ulel “en el entendido de que todo tiene algo que lo mueve como la energía, el alma o espíritu que nos permite gobernarnos a nosotros mismos”

La existencia es tiempo que es imposible dilatar o poseer.
El antropólogo Robert M. Laughlin afirma que “en los idiomas mayas no existen los tiempos pasado, presente y futuro del verbo”. Sí existe una concepción del tiempo, pero no es una sucesión unilineal, sino que se extrae del contexto y las acciones en el que se enmarca la enunciación. Un aforismo quechua dice: "Ñaupaqman puriy, qhepaman chayay": "camina hacia delante y llegarás atrás". El tiempo es circular y eterno, no supone apresuramiento, sino percepción de su transcurso.

Tiempo y espacio no son disociables. Las mismas palabras se usan para indicar temporalidad y lugares. En tzotzil, por ejemplo, afirma Piero Gorza: “las partículas para decir "bajo" pueden servir también para indicar lo que viene primero” 

En quechua, "Kay Pacha" significa "aquí" (espacio) y "ahora" (tiempo)

"Ñawpa Pacha" significa "adelante" y "pasado" (el pasado en el pensamiento andino está delante, mientras que en el nuestro está detrás)
"Khipa Pacha": "atrás" y "futuro" (el futuro no se ve, está detrás)


El "ser" no es un individuo. Es más un "siendo" y un "ser relacionado". Todo está relacionado, pero sobre todo y más importante, relacionándose, buscando la proporción, oscilando entre afinidades y repulsiones, adecuándose. 

Por eso, "mientras las lenguas de origen indoeuropeo mantienen la estructura sintáctica unilineal de sujeto-verbo-complemento, los idiomas mayas son referenciales, siempre con relación a algo. En un caso concreto, si en español decimos “yo pastoreo las ovejas”, una mujer mayense en su lengua expresaría “mi pastar son las ovejas”"
"Yo respeto a Ramón" pasa a ser "Mi respeto es Ramón" explica Piero Gorza.

Entre los mayas tojolabales también utilizan un lenguaje referencial. Y esto prefigura la realidad, una realidad nosótrica. Por ejemplo, la frase "Yo te dije": yo (sujeto) te (objeto directo) dije (verbo), en tojolabal pasa a ser: Yo dije, tú escuchaste (kala awab’i). 
Los tojolabales utilizan la palabra "lajanotik" (los iguales) para distinguirse de los otros y para definir sus fronteras. 
En maya Tzotzil, existe dos "nosotros": el que se usa como un nosotros que excluye a los otros (jo'oncutik) y el nosotros inclusivo que contiene alteridad (jo'otic).




*Las lenguas mayas, son una familia lingüística hablada en Mesoamérica, constituyen una familia lingüística que agrupa a más de 30 lenguas que se hablan actualmente en Guatemala, México, Belice, El Salvador y Honduras.. Su origen se remonta desde hace 5000 años. En 1519 llegaron los colonos. Las lenguas mayenses se derivan del proto-maya (a veces llamado Nab'ee Maya' Tzij «la antigua lengua maya») En 2010, eran 735.000 hablantes.


“Hay tierras dentro de la tierra pequeña
 patrias descuidadas, conversemos con las raíces
 y con las olas desconectadas
hagamos profesión terrestre
toquemos tierra con el alma”
Pablo Neruda.

Fuentes:
Mariana Favela, "Ontologías de la diversidad"
Speed, Shannon (2008). Rights in Rebellion. Indigenous Struggle and Human
Rights in Chiapas.
Asamblea fundadora de la Red iinpim (Red Interdisciplinaria de Investigadores de los Pueblos Indios de México), “El Otro Bicentenario”, en octubre 2010. Citado en Mariana Favela "Ontologías de la diversidad"
Piero Gorza. Habitar el tiempo en San Andrés Larráinzar Paisajes indígenas de los altos de Chiapas. Javier Lajo. Qhapaq Ñam, La ruta Inka de sabiduría. Quito: Abya Yala, Escuela de Gobierno y Políticas Públicas para Nacionalidades y Pueblos de Ecuador. Segunda edición.
Robert M Laughlin “Sagrada antorcha, sagrado espejo”, conferencia presentada en el III Congreso de Mayistas, Chetumal, 12 de agosto.
Carlos Lenkersdorf. Conceptos tojolabales de filosofía y del altermundo.
Filosofar en clave tojolabal.
Los hombres verdaderos, voces y testimonios tojolabales. Aprender a escuchar Enseñanzas maya-tojolabales. 
Alfredo López Austin, y Luis Millones. Dioses del Norte, dioses del Sur. Religiones y cosmovisión en Mesoamérica y los Andes.
Sylvia Marcos. Feminismos en camino descolonial.

sábado, 29 de octubre de 2016

La niña que creó las estrellas: cuentos orales de los bosquímanos |xam

"La gente de la llanura escucha las historias de quienes viven lejos. Ellos escuchan esas historias, y las vuelven a contar. Porque un cuento es el viento: le gusta ir flotando de un lugar a otro". 
Kabbo, bosquímano |xam.


"Mi madre me contó que la niña se puso de pie, metió las manos en las cenizas y las arrojó al cielo.

    La niña les dijo a las cenizas:

    -Estas cenizas se transformarán en la Vía Láctea. Se esparcirán blancas por el cielo, para que las estrellas puedan brillar en los márgenes de la Vía Láctea. La Vía Láctea, que antes fue un puñado de cenizas.
    Las cenizas se transformaron en la Vía Láctea. La Vía Láctea se mueve, y a su lado discurren las estrellas. La Vía Láctea y las estrellas surcan juntas el cielo.
    Cuando está sobre la tierra, la Vía Láctea da media vuelta. Quiere hacer una pausa, pues se da cuenta de que las estrellas se marchan, y las estrellas se dan cuanta de que es el Sol quién está de regreso. El Sol sigue su senda, las estrellas se marchan; las estrellas van a traer la aurora, para poder esparcirse a su antojo, al igual que la Vía Láctea. También las estrellas se desparraman a su antojo. Surcarán el cielo, caminando sobre sus huellas, las huellas que ellas, que nunca dejan de moverse, están siguiendo. Las estrellas descienden.
    La Vía Láctea llega a su hogar, allí donde la niña arrojó las cenizas, y desciende con todo cuidado. Ha estado surcando el cielo, desparramada en él. Ha dado media vuelta, cuando las estrellas hacían lo mismo. Juntas han dado la vuelta al cielo.
    El cielo está inmovil; son las estrellas quienes se mueven, surcándolo. Primero desaparecen, luego salen de nuevo. Surcan el cielo, siguiendo sus huellas. Cuando sale el Sol, las estrellas se vuelven blancas. El Sol se pone, las estrellas aguardan encima de él, pues han estado siguiéndolo.
    Surge la oscuridad. Las estrellas, que al principio eran blancas, se vuelven rojas. dispersas por el cielo, brillan con fuerza, porque es de noche. Entonces, los hombres pueden salir de noche, porque ellas brillan un poco e iluminan la tierra. La oscuridad cubre la tierra..."   

(* Este relato corresponde a los ritos y tabúes que los xam imponían a las muchachas con motivo de su primera menstruación.)


 

"El Corazón del Alba, la Estrella de la Mañana, estaba casado con Lince. Cuando su marido salía de caza, Lince iba a recoger raíces y tubérculos en compañía de su hermana menor, |Xe-dde-k"oe, que le sostenía su bastón de cavar.

El Corazón del Alba y Lince tuvieron una niña. El Corazón del Alba le decía a su hija:

—Nosotros somos estrellas, tenemos que caminar por el cielo porque pertenecemos al cielo. Madre pertenece a la tierra. Camina por la tierra y duerme en el suelo. Nosotros no dormimos; caminamos sin dormir... Yo soy la Estrella del Día, por eso me llamo Corazón del Alba. Por eso camino de día para detacar en el cielo rojo. Yo soy como fuego. Caminamos delante de Sol, porque Sol nos sigue. A nuestras espaldas, rompe el día. Por eso, caminamos por el cielo rojo."

(* El corazón del Alba es la personificación del planeta Júpiter, que en aquellas latitudes es considerado como el Lucero del Alba. Entre nosotros, esa función la cumple Venus.)



"Cuando la Luna ha vuelto otra vez a la vida y alguien nos la señala para que la veamos, nosotros miramos en esa dirección y la vemos. Cuando la hemos visto, nos tapamos los ojos con las manos y exclamamos:

¡Jinete de las alturas!
¡Lleva mi rostro a las alturas
En las alturas me darás tu rostro
Lleva mi rostro a las alturas.
Dame tu rostro
el rostro con el que, después de morir,
has vuelto a la vida, con e que, cuando te veíamos,
has vuelto a mostrarte. Dámelo, para que también yo me parezca a ti,
porque tuyo es siempre el gozo de las alturas:
volver a la vida, cuando ya hemos dejado de verte.
Liebre fue quien te dijo
que era eso lo que tenías que hacer.
Hace mucho dijiste
que también nosotros, después de morir,
volveríamos a la vida."

(* La luna manda a Liebre como mensajera para decirle a la humanidad que los hombres no morirán. Que, igual que Luna, desaparecerán para luego retornar a la vida. Por malicia o estupidez, Liebre da el mensaje contrario, e introduce así la muerte en el mundo)
                                                                                                  





Si hoy en día tenemos la oportunidad de disfrutar con las historias bosquimanas |xam, es gracias a el filólogo alemán Wilhelm Bleek y su cuñada, Lucy Lloyd, pero sobre todo, gracias al valioso testimonio de sus distintos informantes, hoy se conserva y difunde historias mágicas y leyendas que mantienen vivo el genuino sabor de las tradiciones orales

Los |xam pertenecen al grupo conocido como los bosquimanos, se autodenominaba |xam ka!ei o |xam a secas y concebían la tierra como "el polvo solar de los lxam" (o sea, |Xam–ka!au). Antiguamente ocupaban la totalidad del subcontinente africano. Su estilo de vida se desarrolla en torno a la tierra y la caza. De hecho, la lluvia es muy importante: durante la estación seca, las familias se agrupan alrededor de un pozo; y en la estación de lluvias se esparcen por el territorio que poseen en común y que heredarán sus descendientes. 

Las mujeres se dedican a recoger raíces bayas, insectos, animales pequeños (tortugas, sapos), agua y madera para el fuego. Mientras que los hombres salen a cazar todos los días y regresan por la tarde. Por este motivo las historias que narran los bosquimanos se centran en la temática de su universo: la caza, la lluvia, los ritos chamánicos, la creación del universo y la primera humanidad…. Y la vida en comunidad y la continua y profunda relación con el entorno, que es la única manera de subsistir:

"Un presentimiento es lo que sentimos cuando algo sucede en otro lugar. Un presentimiento es tambiémn como un sueño que soñamos. A veces, cuando estamos solos, una parte de nuestro cuerpo se sobresalta. Parece como si en aquel lugar hubiese algo que nuestro cuerpo nos hiciera temer. Evitamos el lugar, pues nuestro cuerpo nos dice que allí hay peligro." narra Diä!kwain.

Al mismo tiempo, estas narraciones son las enseñanzas que se transmiten de generación en generación. Los cuentos poseen un carácter pedagógico que los padres se encargan de mantener generación tras generación. Dice Diä!kwain: 

"sucede a menudo que los padres de una persona mueren y la abandonan; por eso, cuando viven, nos instruyen al respecto. Nos instruyen sobre estas cosas para que no seamos ignorantes". 

Los cuentos que se recogen en esta obra fueron recopilados entre 1870 y 1884. Las narraciones vienen precedidas por una rigurosa introducción que informa sobre la cultura y el modo de vida de este grupo, antes de 1870, ya que para esa fecha, los narradores habían podido comprobar cómo su tradicional forma de vida se extinguía a causa de la invasión de europeos, khoikhoi y bantúes, su esclavitud y su exterminio. 


Kabbo relató:

"Tú sabes que estoy esperando el retorno de la Luna para poder regresar a mi hogar, para poder visitar a mi gente y escuchar todos sus relatos, para poder escuchar las historias que cuentan. La gente de la llanura escuchan las historias de quienes viven lejos. Ellos escuchan esas historias y las vuelven a contar, y también las historias de su propio territorio."

"Y es que aquí trabajo, hago labores domésticas de mujer. Yo no aprendo cuentos, no puedo escuchar historias que llegan flotando. Aquí hay personas de otro lugar; personas que no saben mis cuentos. No hablan mi lengua; visitan a sus semejantes, (...) aquí yo trabajo en compañía de mujeres y no hablo con ellas, pues lo único que hacen es enviarme a trabajar"

"Yo lo que hago es esperar el retorno de la Luna, para poner los pies en el camino y avanzar. (Cuando un hombre quiere regresar, pone los pies en el camino y desanda sus pasos). Primero, tengo que sentarme un ratito a refrescar mis brazos para que se les pase la fatiga. Sentado, no hago sino escuchar, a la espera de un relato, un relato que quiero oír. Aguardo, a que llegue flotando a mi oído, en silencio."

"Debo esperar y escuchar tras de mí, a lo largo del camino, porque cuando uno ha recorrido un camino y se sienta, espera a que una historia viaje hasta él, una historia que lo ha seguido por la misma senda. Y noto como mi nombre viene flotando por el mismo camino.
Porque nuestros nombres pasan por entre otras personas, aun cuando ellas no se den cuenta de que nuestros cuerpos avanzan. Porque nuestros nombres llegan flotando hasta otro lugar. Las montañas se alzan entre dos caminos distintos. El nombre de una persona pasa por detrás de las montañas, los nombres que lo acompañan en el camino de regreso. Y la persona sabe que está sobre el camino que circunda su hogar."

Fuente: "La niña que creó las estrellas. Relatos orales de los bosquimanos |xam (fragmentos)

martes, 18 de octubre de 2016

Tontinas o cundinas: depositando confianza

"Cuando la actividad de producción se convierte en trabajo
alienado, contabilizado e impuesto por los que se
aprovechan de los frutos de este trabajo, es que la
sociedad se ha convertido en una sociedad dividida en dominadores y dominados, en dueños y sujetos, es que ha dejado de exorcisar lo que está destinado a matarla: el poder."

Pierre Clastres.


Maimuna nos cuenta cómo funciona su tontine en Kololi, Gambia. Una vez por semana las 200 mujeres se reúnen. Cada una hace una aportación de 25 Dalasis (unos 50 céntimos de Euro) y la secretaria registra todo en un libro de cuentas. Todo el dinero recaudado ese día se le da a la ganadora de la tontine, que se elige por sorteo entre las que lo hayan pedido. Es un sistema rotativo: quien se lleva el dinero no puede volver a entrar en el sorteo hasta que les haya tocado a todas. Esta semana Maimuna no opta a la tontine porque prefiere esperar a septiembre, cuando se le acumulan los gastos escolares.

La tontine es un grupo de apoyo mutuo al que se recurre si te encuentras en dificultades, y también es un espacio para relacionarte entre vecinos y amigos. Un espacio de confianza, ingrediente central para que funcione la tontine, puesto que los dineros van y vienen sin más garantía que la palabra de cada una de las socios.

Aunque haya un esquema común, cada grupo puede establecer sus propias reglas pero la base del funcionamiento es simple y siempre el mismo: las aportaciones de dinero por los miembros de los grupos para un fondo común, el cual se pondrá después a disposición de todos los miembros en forma de crédito rotatorio.



No es éste un fenómeno exclusivo del continente africano, sino que está extendido por muchos países del mundo, tanto en medios urbanos como rurales. Lo que en los lugares francófonos se denomina "tontine" y en inglés se le denomina "Rotating Savings and Credit Associations" (ROSCA), en cada país se las conoce con distintos nombres:

África

    Benin: Asusu, Yissirou, Ndjonu, Tontine
    Botswana: Motshelo, beer parties
    Burkina Faso: Tontine, Tibissiligbi, Pari, Song-taaba
    Burundi: Upato (in Kiswahili)
    Cameroon: Jangi, Ujangi, Djana, Mandjon, Djapa, Tontine, Djanggi, Njanggi, Ngwa, Ntchwa
    Egypt: Gameya, Jam'iyya
    Ethiopia: Ekub, Ikub
    Gabon: Bandoi
    The Gambia: Osusu, susu, esusu, Compin
    Ghana: Susu, Nanamei akpee, Onitsha, Nnoboa
    Ivory Coast: Tonton, Tontine, Moni, Diaou Moni, War Moni, Djigi Moni, Safina, Akpole wule, Susu, Aposumbo, Kukule, a tche le sezu, Komite, n'detie, m'bgli sika, Monu, mone
    Kenya: Mabati, Nyakinyua, Itega, Mkutano ya wanwake, Mkutano ya wazee
    Liberia: Esusu, susu, sau
    Madagascar: Fokontany
    Mali: Pari
    Mozambique: Upato, Xitique
    Niger: Adasse, Tomtine, Asusu
    Nigeria: Esusu, Osusu, Enusu, Ajo (Yoruba), Cha (Ibo), Oha, Oja, Adashi (Haussa, Tiv), Bam (Tiv), Isusu (Ot), Utu (Ibo), Dashi (Nupe), Efe (Ibibios), Oku (Kalabari Ijawas), Mitiri, Compiri, Club (Ibo)
    Congo, PR: Temo, Kitemo, Ikilemba, Kikedimba, Kikirimbahu, Likilimba, Efongo Eambongo, Otabaka, Ekori, Otabi
    Senegal: Tontine, Nath
    Sierra Leone: Asusu, Esusu
    Somalia: Haghad, Shaloongo, Aiuto
    South Africa: Chita, Chitu, Stokfel, Stockfair, Mahodisana, Motshelo, Umangelo
    Sudan: Khatta, Sanduk, Sandook Box
    Swaziland: Stokfel
    Tanzania: Upato, Fongongo
    Tchad: Pare
    Togo: Soo, Tonton, Sodzodzo, Sodyodyo, Abo
    Tunisia: Noufi, Sanduk
    Uganda: Chilemba, Kiremba, Upato, Kwegatta
    Zaire: Ikelemba, Osassa, Bandoi, Kitemo, Kitwadi, Adashi, Tontine, Bandal
    Zambia: Icilimba, Upato, Chilenba
    Zimbabwe: Chilemba, Stockfair, Kutunderrera

Asia

    Bangladesh: Samity
    Cambodia: Tontine
    China: Lun-hui, Yao-hui, Piao-hui, Hui, Ho-hui, Foei-Tsjing
    Hong Kong: Chinese types and Chit clubs
    India: Kameti, Kuri, Chitty, Chit funds, Vishi, Bishi, Nidhi, Committee
    Indonesia: Arisan, Paketan Daging, Paketan Kawinan, Mapalus, Bajulo julo, Jula-jula, Mengandelek
    Japan: Ko, Kou, Miyin, Mujin, Musin, Tanamoshi
    Korea: Keyes, Kyes, Mujin, Ke
    Lebanon: Al-tawfir el medawar
    Malaysia: Kutu, Kootu, Kongsi, Tontine, Hui, Main, Kut
    Nepal: Dhikur, Dhituti
    Pakistan: Committee, Bisi, Kistuna
    Papua New Guinea: Hui, Sande
    Philippines: Paluwagan, Turnohan
    Singapore: Tontine, Kutu
    Sri Lanka: Chit Funds, Cheetu/Sheetu, Sittu Danawa, Situ Mudal, Sittu Wendesiya
    Taiwan: Hui
    Thailand: Chaer, Hui, Hue, Pia Huey, Len Chaer
    Vietnam: Hui, Hui Thao, Hui hue hong, Hui bac (ho), Yi hui
    Yemen: Hacba

Latin America, Caribe y Pacífico

    Bahamas: Esu
    Barbados: Meetings
    Belize: Syndicate, Tanda
    Bolivia: Pasanacu
    Brazil: Consorcio, Pandero, Syndicates
    Colombia: ruedas.
    Curacao: Sam, Hunga sam
    Dominican Republic: San
    Guatemala: Cuchubal, Cuchuval
    Guyana: Throw a box, Boxi money
    Jamaica: Partners, (Throw a) Box, Susu
    Mauritius: Pool, Cycle, Sheet
    Mexico: Tanda, Cundina, Mutualista ...
    Panama: Pandero
    Peru: Pandero, Juntas
    Surinam: Kasmonie
    Tobago: Susu
    Trinidad: (E)susu, Sou sou, Hui, Chitty
    West Indies: Susu
    Western Samoa: Pelagolagomai

Los esclavos en el Caribe a finales del siglo XVIII tenían asociaciones de ahorro pequeñas cuyos nombres (Esusu) son idénticas a las que se encuentran hoy en día en África en el Golfo de Benin.

El antropólogo Clifford Geertz documentó el grupo de arisans, que es como se llama en Java. Él los describió como una “institución intermedia que crece dentro de la estructura social de los campesinos y armoniza los modelos económicos agrarios con los comerciales, actuando como un puente entre las actitudes de los comerciantes y campesinos en lo que respecta al dinero y sus usos.”

Cuando los protagonistas son pobres, en un país catalogado como "retrasado", y las protagonistas son en muchos casos mujeres que se organizan, lo imaginamos como algo "residual". Lo catalogamos como "economía informal", aunque si bien no cuentan con reconocimiento jurídico oficial, tiene unas normas bien establecidas y perfectamente conocidas por los que la practican. De manera condescendiente, hablamos de estas actividades como “economía social solidaria”, pero si bien es cierto que las normas de esta economía se basan en el componente de solidaridad de grupo, esta actividad persigue un interés propio. También nos atrevemos a llamarlo "economía sumergida", aunque su presencia es más que patente: en el continente africano, se trata de una práctica tradicional fuertemente arraigada, y que mueve por encima del 40% del PIB en muchos países africanos, generando el 90% del empleo urbano.

Es decir, allá donde hay tontines, una parte muy importante del capital se escapa de la institucionalización, no pasa por el banco ni por los circuitos de especulación y escapa del control de BM y del FMI. Todo ello sin un solo contrato legal, basado exclusivamente en la confianza de la comunidad. Decimos que es "economía de superviviencia", aunque sea la que mejor se adapta a las condiciones concretas y a los problemas del mercado, y sobre todo, a las necesidades de la gente. Lo que es en realidad la economía en su origen: satisfacer necesidades: “las formas en que cada sociedad resuelve sus problemas de sostenimiento de la vida humana” según la economista Cristina Carrasco.
 
Un hombre deja a otro dinero, porque atraviesa una mala racha. Cuando el segundo se recupera y estabiliza su situación consiguiendo una cierta prosperidad, no correrá a devolver el “préstamo”, tampoco el primero lo reclamará si no es estrictamente necesario. Con esta dinámica de relaciones lo que le debe uno al otro no es el dinero que le ha dejado, sino el favor que le ha hecho ayudándole en un momento de estrecheces, y que en caso de necesidad se puede materializar de las maneras más diversas y, en ocasiones, de manera mucho más valiosas que la cantidad adeudada en sí misma. En todo caso, lo mejor que le puede pasar al “acreedor” es que nunca necesite hacer efectiva la deuda, porque significará que las cosas le van bien y porque será un as en la manga, un clavo al que agarrarse en caso de necesidad.

Son grupos de afinidad por género, profesión, región de origen o nacionalidad que se unen para encontrar en la tontine una forma de acceso fácil y rápida a un préstamo que no obtendrían en la banca comercial, de la que muchos de ellos y ellas están excluidos y excluídas. Tienen la oportunidad de ahorrar sin que les piden explicaciones sobre el origen de los fondos y a la vez poder acceder al crédito.

Los participantes en estos grupos deben ser solventes y fiables, es decir, tener asegurados unos ingresos para poder pagar sus contribuciones mensuales y sus deudas a la caja común. Uno de los riesgos de las tontines es que los participantes las abandonen sin avisar, dejen de pagar cuando les toca o se olviden de sus compromisos hacia los demás compañeros/as. Pero esto es poco frecuente ya que muy pocos quieren correr el riesgo de ser excluidos del grupo y encontrarse después sin posibilidades de recibir el apoyo cuando lo necesiten por haber incumplido un código casi sagrado de honor y lealtad hacia sus amigos o familiares. Mancha tu reputación y se penaliza con aislamiento social.

Un sistema más humano que el interés variable, el Euribor o el TAE de una economía que va dejando de ser social, y cada vez es más técnica.

La historia del capitalismo “es la historia de cómo una economía del crédito se convirtió en una economía del interés; de la transformación gradual de las redes morales por la penetración del impersonal y a menudo vengativo poder del Estado" recuerda David Graeber.

La economía ya no es producir valor ni satisfacer necesidades, sino que lo económico viene definido por los movimientos de dinero. Economía es dinero y dinero es economía, no hay más. Y trabajo es el que se paga, no hay otro.
Pero la economía no es reductible a los mercados. Economía es mantener la vida, sea o no a través de las esferas monetizadas.


Fuentes:
Bouman, F.A.J., "ROSCA: On the Origin of the Species" Savings and Development Volume XIX, No.2, 1995, pp. 129