sábado, 30 de marzo de 2013

Tejiendo puentes, tejiendo culturas: curiosos puentes sostenibles del mundo.



El puente es símbolo de unión y de poder. El euro adopta como símbolo común en sus monedas el puente como instrumento de unión. También el título que recibían los emperadores romanos, y que heredan los Papas, es el de Pontífice Máximo donde “Pontifice” significa literalmente, “constructor de puentes”. 

En algunos lugares del mundo, los puentes no se construyen: crecen, unen lazos y mantienen vivas las culturas.
 


En los bosques de Meghalaya, en Cherrapunji, India, el pueblo de los Khasis ha descubierto una forma, que requiere de gran paciencia, para cruzar muchos de los ríos que recorren su húmeda región ya que cada año, los suaves ríos de Meghalaya cambian a ser torrentes, casi imposibles de cruzar. Dirigiendo las raíces de una especie muy abundante del árbol del caucho, o Ficus elastica, son capaces de crear sistemas vivos de puentes. Este árbol produce una serie de raíces secundarias desde más arriba del tronco y pueden posarse sobre enormes rocas a lo largo de las riberas de los ríos, o incluso en medio de los propios ríos.


Con el fin de que las raíces crezcan en la dirección correcta, los Khasis utilizan troncos de nuez de betel,
rebanados por la mitad y vaciados, para crear los sistemas de orientación de la raíz.
Estos troncos impiden que las raíces finas y tiernas del árbol crezcan hacia fuera. Al llegar al otro lado del río, se les permite echar raíces en el suelo. Estas zonas se marcan con piedras de gran tamaño para favorecer el agarre de las raíces. Son auténticas obras de ingeniería, una incluso de dos pisos, como el "Puente de raíz Umshiang".

Los puentes están vivos, y con el tiempo crecen cada vez más fuertes, reparándose a si mismos y solidificando las relaciones de sus usuarios con la tierra. Algunos de los puentes tienen más de cien metros de largo, y toman de diez a quince años para ser completamente funcionales, pero son extraordinariamente fuertes, lo suficientemente fuertes que algunos de ellos pueden soportar el peso de cincuenta o más personas a la vez. En algunos casos llegan a superar los 30 metros de altura y algunos han llegado a los 500 años de edad. Eso sí, para que se mantengan, tienen que revisarlos generación tras generación.
Una solución inspiradora que verdaderamente está en armonía con la naturaleza.... y el ser humano.

video

A 2.600 metros de altitud, en el corazón de la región paquistanesa del Gilgit-Baltistán, se encuentra un pequeño pueblo llamado Hussaini.


A sus pies fluye el río Hunza, que atraviesa el valle del mismo nombre de punta a punta y separa a sus habitantes de los poblados vecinos. La única manera de llegar hasta los mismos es cruzando este puente colgante que la gente de la zona ha construido a tal efecto. La tipología de puente colgante con cables es típica del norte de Pakistán. Los cables se cuelgan de una orilla a otra, en total seis cables principales. Con los dos inferiores se forma la base, sobre la que se circula, y en la que aparecen más cables de apoyo, entre éstos se colocan las tablas de madera, aunque algunas hayan desaparecido. El paso por el puente es complejo, ya no sólo por la falta de tablas sino porque atraviesa un cañón muy abierto en que el viento alcanza mucha velocidad. En Mayo de 2010 las aguas alcanzaron la altura del puente, destrozándolo, pero se ha reconstruido de nuevo. Paralelamente a él se encuentra el antiguo puente parcialmente destruido. El estado ruinoso en el que se halla sirve como referencia para hacerse una idea acerca de cómo acabará, quién sabe si a no mucho tardar, su sucesor. 

Mientras, los vecinos no tienen otra que echarle un pulso al viento y pasar por este puente artesanal, tildado el más peligroso del mundo, para estrechar lazos con las aldeas vecinas.




La Escuela Verde de Bali (Indonesia) ha construido un puente de bambú en cuatro meses, empleando técnicas tradicionales, incluyendo su techo de paja. El bambú, aparte de ser un material barato y duradero (se ha obtenido de los alrededores de la escuela), tiene una resistencia a la tracción similar al acero y soporta mejor los terremotos por su alta flexibilidad. Los andamios para construir el puente se realizaron también con este material.


El caso es que no es la primera construcción ecológica y creativa de esta escuela. 
El mismo edificio educativo es de bambú y la energía que alimenta las instalaciones es de origen renovable, principalmente originada por paneles solares. El complejo está compuesto por cuatro edificios, cafeterías, gimnasios, oficinas y el resto de instalaciones típicas de un centro educativo. Hasta los baños y el cajero automático están hechos de bambú y materiales reciclados.

Y es que los indonesios son grandes arquitectos. Cuando Nigel Barley, un antropólogo británico, le explicó a un toraja cuanto costaba comprar una casa en su país y el funcionamiento de las hipotecas, esté rió y le dijo "Y luego vienen los holandeses a decirnos que estamos locos por gastar todo nuestro dinero en un búfalo al que luego se ha de matar... Ustedes hacen lo mismo con sus casas. Deme la madera y yo le construiré una por mucho menos!"


El time lapse de la construcción de este puente:



A pesar de ser muy antiguos, los puentes de madera de China todavía están en uso, y son catalogados como reliquias culturales. 


Estos puentes arqueados de madera construidos hace casi 1.000 años demuestran la verdadera habilidad de los maestros artesanos.

Son parte funcional de la vida en las provincias de Fuijan y Zhejiang a lo largo de la costa sureste de China.

Uno de los puentes más importantes es el que se encuentra en el pueblo Tangkou, en Fuzhou. Fue contruído durante la dinastía Song del Sur, desde 1127 hasta 1279. Mide 62,7 metros de largo y 4,9 metros de altura. Sigue siendo una imagen icónica de los antiguos métodos de construcción chinos.




En un remoto lugar del Perú, cerca de mil personas de comunidades diferentes (Huinchiri, Chaupibanda, Ccollana Quehue y Pelcaro) se reúnen anualmente en un reto increíble: la renovación de Q'eswachaka, el último puente colgante hecho exclusivamente de fibras vegetales que aún se conserva en los Andes. Así, este puente se encuentra casi en estado original, de generación en generación por más de cinco siglos.

Durante tres días, hombres, mujeres y niños trabajan unidos para levantar esta original obra de ingeniería sobre el río Apu-rimac, utilizando para ello técnicas ancestrales heredadas de los incas
Esta maravilla de la ingeniería inca tiene 28.67 metros. Aunque sus orígenes son aún discutidos, podemos asegurar que tiene más de cinco siglos como parte integrante del extenso sistema vial de caminos inkas o Qhapac Ñan con más de 30.000 km de vías construidas de diferentes recursos y tecnología. Lo increíble no es sólo que este puente es el único de fibra vegetal o paja, sino que la tradición ha mantenido hasta el presente este antiguo tipo de puente, con sus rituales y el sistema de trabajo comunitario, permitiendo que podamos observar después de tantos años la vigencia de la cultura material e inmaterial de los inkas hasta el presente.

De esta forma refuerzan su identidad como pueblo y celebran la renovación de la vida. Una lección vital sobre la importancia del trabajo en equipo, la mink'a o minga (del quechua minccacuni «solicitar ayuda prometiendo algo»), y el control sostenible con la naturaleza.

Al amanecer del primer día, el paqo y oficiante celebra una ceremonia a favor del apu tutelar Quinsallallawi, entre tanto el qoya ichu (la fibra vegetal) que ya fue recolectado con anticipación por las cuatro comunidades es apilado y colectado, es en estas actividades donde participa activamente la mujer andina quien esta a cargo de tejer la primera soguilla o qheswa. Por la tarde los varones divididos en dos grupos se reúnen por encima de ambos lados del puente extienden soguillas o queswas de extremo a extremo en línea recta a lo largo de la carretera las que son trenzadas por el chakaruhac (ingeniero inka) para armar el qheswasca o trenza mayor.

El segundo día, inician la labor desamarrando las sogas viejas que se encuentran amarradas a unos clavos de piedra, a los que volverán a amarrar las trenzas nuevas y una vez firmes lanzaran el puente de un lado al otro. Al trenzar las sogas lleva su tiempo lo mismo que el amarrar los cables pero finalmente las cuatro sogas gruesas que sirven de base y las dos barandas o pasamanos son colocadas.

Durante el tercer día se concluye con el lanzamiento armando los pasamanos y la superficie del puente, las que servirán para cruzarlo. Una vez inaugurado puede ser usado por todos.

El festival del relanzamiento anual del puente se lleva a cabo con un hermoso festival de danzas autóctonas a modo de fin de fiesta. Renovar Q’eswachaca implica físicamente reemplazar su estructura, pero culturalmente es revalorizar y demostrar que aun existen muchas tradiciones, técnicas y ceremonias que han sobrevivido a los años y que la cultura esta viva, generación tras geenración.

Como todos estos puentes.




http://www.patronatomachupicchu.org/qeswachaka.html
http://www.abadiadigital.com/el-increible-puente-colgante-hussaini/
http://tectonicablog.com/?p=28943
http://www.medioambiente.org/2012/10/un-puente-de-bambu-para-una-escuela.html
http://www.medioambiente.org/2012/01/escuela-de-bambu-escuela-verde.html
http://antrial.wordpress.com/2012/06/18/simbolos-el-puente/
http://www.planetacurioso.com/2012/12/28/estos-puentes-de-madera-en-china-llevan-casi-1-000-anos-fotos/

sábado, 23 de marzo de 2013

Las paredes que sueñan: el arte rupestre de ayer y hoy..

“Abandoné la cueva cargado de ángeles, que solté ya en la luz, viéndolos remontarse entre la lluvia, rabiosas las pupilas”
Rafael Alberti, tras visitar Altamira.
  
"Cuando miro mis pinturas tjukurrpa de la Era del Sueño, me hace sentir bien, feliz en kuturu (corazón), el espíritu. Todo está ahí: todo lo que hay en las cuevas, no se pierde."
 Larry Jakamarra Nelson, Warlpiri.

 
"Me viene a la cabeza ahora un pájaro, no recuerdo cuál, creo que era de Australia o Nueva Zelanda… - cuenta Michael Gazzaniga, neurocientífico- era un pájaro que construía una especie de alfombra con flores, una alfombra preciosísima para recibir a su pareja, creo, y podría pensarse que tiene cierto sentido artístico. Bueno, tal vez a nosotros nos parezca artístico, ¡pero dudo mucho que se lo parezca al pájaro! Nosotros tenemos una avidez increíble por el arte, nos atrae mucho, ya sea una historia narrativa, una historia de ficción, un cuadro o lo que sea. En cierto modo, es como si nos preparara para lo desconocido. ¿Por qué nos gusta tanto la ficción, por qué nos atrae tanto lo ficcional? En parte, si sucede así es porque nos prepara para lo inesperado, nos permite haber practicado mentalmente la manera de afrontar una situación nueva mediante la ficción…

Otro motivo es que el arte nos brinda una capacidad metafórica fabulosa, porque constantemente nos ponemos a pensar en algo siguiendo la vía lógica y nos quedamos atascados, sin saber hacia dónde tirar. Y de repente se abre otra posibilidad argumental… Una metáfora… y la adoptamos y aplicamos a aquello que nos ha dejado totalmente paralizados, y nos percatamos de que se puede analizar de un modo distinto, desde otro ángulo."

La creación artística es una característica de los seres humanos que nos define y distingue. Somos creadores de formas (reales o imaginarias) que expresan nuestros sentimientos y cómo vemos el mundo, nuestras vivencias más profundas. La expresión de ideas y sentimientos se hace patente desde la prehistoria con pinturas de hasta 40.000 años de antigüedad, es decir, durante la última glaciación, hasta casi todas las épocas de la historia del ser humano y en todos los continentes exceptuando, por el momento, la Antártida.

Fue desde el descubrimiento de Altamira cuando se contempló al hombre del pasado desde otra perspectiva. Si en una exposición de arte moderno incluimos alguna pintura o escultura prehistórica, no desentonaría mucho. Hasta el punto de que, en la sesión de la Sociedad Española de Historia Natural del 1 de diciembre de 1886, el director de la Calcografía Nacional dictaminaba que: (...) tales pinturas no tienen caracteres del arte de la Edad de Piedra, ni arcaico, ni asirio, ni fenicio, y sólo la expresión que daría un mediano discípulo de la escuela moderna (...).

Los animales aparecen representados en diferentes actitudes. Por el día nuestros antepasados veían a esos animales vivos: mamuts, osos, bisontes, caballos, uros, renos... que se encontraban bien en reposo, asustados, apacibles, pastando o huyendo. El trazo del artista es de un solo impulso o línea, como si se supiera de memoria las formas del animal, algo que indica la gran observación y conocimiento del mundo natural que poseía. Con tan solo unos pocos trazos, pero muy seguros, indica de forma increíble qué tipo de animal representa y en qué momento de su actividad se encuentra. 

"No hay una razón que explique el arte paleolítico en su conjunto, depende de cada circunstancia", asegura José Antonio Lasheras, director del Museo de Altamira. 

"Los teóricos del arte prehistórico nos hemos hecho más modestos", afirma Gerhard Bosisnki, catedrático de prehistoria de la Universidad de Colonia.

Todo empezó con la magia. "Era la base de las teorías de antes de la II Guerra Mundial. Se pintaba como una suerte de arte de magia para la caza', asegura Joaquín González Echegaray, del Instituto para Investigaciones Prehistóricas Santander-Chicago. El arte servía para relacionarse con las fuerzas invisiblespara intervenir en el medio en el que vivían, un vehículo para escapar de la propia impotencia ante un mundo complejo y peligroso. Aún podemos comprobar esto en muchas creencias actuales y cotidianas, se trata de la convicción en que un objeto tiene propiedades como proteger a su portador, a su familia o a su pueblo. El totemismo consiste en identificar ese animal como representación de los antepasados, se convierte así en un ser protector del grupo.
 
Luego llegó el estructuralismo y el psicoanálisis. 'Según ellos había animales que representaban lo masculino y, otros, lo femenino, como el caballo, para los hombres, o el bisonte, para las mujeres. Todos transmitían un mensaje del que los autores no eran conscientes', asegura González Echegaray.

Teorías que trataban de dar unidad a un hecho prehistórico crucial: 'La creación, el indicio más importante de que el hombre era diferente a los animales', asegura Lasheras. 

Algo que forjó una conciencia de superioridad, de dominio, de poder, y forjó la educación. Bosisnki, 'el mayor experto europeo en el mundo prehistórico' según Lasheras, dice 'Eran guías para iniciar a la vida, a la cultura y a la caza a los más jóvenes. También fiestas de culto, formas de acercar a la gente a entender su cosmogonía, una explicación del todo, una orientación'.

'No se sabe dónde empezó todo. Probablemente se iniciaron las técnicas en África y luego se fueron extendiendo a Europa', dice Lasheras. Bosinski no lo ve claro: 'En cualquier parte pudo surgir; antes de los grandes templos había pequeños objetos móviles donde de ensayaba, en piedras sueltas, cosas así'.

¿Quiénes eran los artistas? Individuos con ascendente, influencia y autoridad, parece claro. 'Los chamanes debían saber pintar o aprender para ejercer como tales', dice Lasheras. 'Pero también debían ser magos, curanderos, sacerdotes. Lo que está fuera de toda duda es que tenían talentos descomunales y son artistas anónimos'.

De alguna manera, estos artistas han conseguido transmitir y mostrar su obra y sus sentimientos a unos descendientes muy lejanos, aunque nuestros problemas sean otros... ¿o no?

Cualquier artista puede intentar responder a esta pregunta desde su interior, cuando está creando. Todas las sensaciones y sentimientos al ejecutar los movimientos, al elegir el material, los colores, las dificultades con las que se topa o los interrogantes cuando llega a un punto en el que no sabe cómo continuar, la total concentración en su obra y obsesión, en algunas ocasiones, hasta conseguir lo que quiere..., puede aproximarse al artista prehistórico y compartir con él la emoción que sentía al realizar sus obras. 

El arqueólogo Julien Monney cuenta que: "En el norte de Australia, por ejemplo, en la década de los 70, un etnógrafo estaba en el campo con un aborigen, que era su informante, y llegaron al refugio de una roca. En ese refugio habían numerosas pinturas, pero estaban desgastadas. El aborigen comenzó a sentirse muy triste. En esa región, hay una tradición de retocar las pinturas una y otra vez, así que se sentó y comenzó a retocarlas. Entonces el etnógrafo le preguntó lo que cualquier occidental "¿por qué estás pintando? Y el hombré respondió: "No, no estoy pintando. Es la mano y el espíritu quien está pintando."

A lo largo del norte de Australia se pueden encontrar muchas figuras del Tiempo del Sueño que, dicen los aborígenes, son de seres ancestrales reales en lugar de la obra de un artista humano. Heredan estas imágenes sagradas y han sido su responsabilidad cuidarlas y mantenerlas en perfecto estado.
 
No estamos en un museo: son más que simples imágenes. Representan la energía espiritual de los antepasados, por eso las cuidan en un contexto ritual, asegurando así que las estaciones del año lleguen a su debido tiempo, las plantas y los animales se encuentren en abundancia, y los niños nazcan.
En algunas áreas, como la Tierra de Arnhem y Australia Central, la pintura rupestre conserva su significado religioso. Los Warlpiri y Pitjantjatjara, pueblos de los desiertos, todavía retocan sus imágenes sagradas con fines rituales específicos. Larry Jakamarra Nelson, un hombre Warlpiri y maestro de las antiguas tradiciones, que vive en Yuendumu en el Territorio del Norte, dice:
Cuando miro a mis  pinturas tjukurrpa de la Era del Sueño, me hace sentir bien, feliz en kuturu (corazón), el espíritu. Todo está ahí: todo lo que hay en las cuevas, no se pierde.  Esta es mi casa, dentro de mí. Nuestro sueño, nuestro lado secreto, hay que aferrarse a eso, como nuestros padres, al cuidado de la misma. Se lo damos a nuestros hijos cuando nos morimos. Los hijos recordarán, lo podrán continuar, para que no se pierda. Y todavía está allí. Las personas traen a los muchachos jóvenes para el aprendizaje de las cuevas, contando historias de los padres y abuelos, aprendiendo a hacer las pinturas.
(Del prólogo a Elaine Godden y Malnic Jutta, Pinturas rupestres de los aborígenes de Australia)
Como Larry Nelson Jakamarra indica, las pinturas demuestran las conexiones de los aborígenes a sus tierras, un registro de la herencia e historia aborigen y una fuente de identidad para las generaciones presentes de los pueblos aborígenes.

Una de las pinturas, por ejemplo, representa una especie de equidna, mamífero australiano semejante al erizo, que se extinguió hace 15.000 años. En otra aparece un tigre de Tasmania, extinto hace 18.000 años. La historia del clan y su simbología queda consignada en dibujos que muestran tanto escenas de hace miles de años como otras más recientes: la llegada de los hombres blancos es fácilmente identificable por las embarcaciones y aeronaves y las figuras con sombreros, rifles, pipas y sus manos metidas en los bolsillos, una estampa que debió de impactar bastante a los aborígenes.

Varios metros por encima del nivel del suelo hay una serie de figuras algo desvaídas. Son los espíritus Mimi. Son criaturas frágiles, con cuerpo de palo y pequeñas cabezas colocadas al final de un largo y delgado cuello. Nos dicen que son criaturas muy delicadas y que tienen que tener cuidado porque sus cuellos se pueden romper si el viento sopla demasiado fuerte. Los Mimi enseñaron a la gente a dibujar y, así, lo primero que los hombres grabaron fueron esos espíritus.
 
No son los únicos que todavía realizan arte rupestre. Los bosquimanos Hadza (continente africano) aun siguen pintando las paredes de sus refugios en abrigos y cuevas, donde ubican sus campamentos nómadas en época de lluvias.


El Templo de la Cueva de Dambulla también conocido como el Templo de Oro de Dambulla, en Sri Lanka, es un complejo de cuevas con templos en su interior, cinco de los cuales muestran pinturas rupestres. Los habitantes del Sri Lanka prehistórico vivieron en este lugar, pues hay sitios de entierros con esqueletos humanos de esa época. Sin embargo, las pinturas están relacionadas con Buda y su vida. Incluyen la tentación de Buda por el demonio Mara y su primer sermón. Un ejemplo de que las pinturas rupestres no son sólo cosas del pasado.

Las Grutas de Mogao, en Dunhuang, China, también presentan retratos de los Budas y la mitología china , retratos de personalidades y varias pinturas decorativas. Como una enciclopedia de pared, muestra la política, la economía y la cultura del país, así como los intercambios comerciales y culturales entre China y países extranjeros. Por ejemplo , hay algunas pinturas mostrando a griegos, persas e indios dándose un baño.

Otro ejemplo de arte rupestre vivo es el de Chongoni. Está situado en un conjunto de colinas graníticas boscosas de la meseta central de Malawi. El pueblo agricultor de los chewa, cuyos antepasados se asentaron en estos parajes desde la Edad del Hierro tardía, ha venido practicando la pintura rupestre hasta bien entrado el siglo XX. Los símbolos de este arte rupestre, estrechamente vinculados a la figura de la mujer, tienen todavía un importante significado cultural para los chewa, y en los sitios ornados con pinturas se siguen practicando todavía ceremonias y rituales, especialmente dentro de un ritos de iniciación llamado Chinamwali. "Ese es el único caso conocido de arte rupestre relacionado con ritos con mujeres", apunta Lasheras.

Otras mujeres son las de los petroglifos de Chad, de 10.000 años de antigüedad, que muestran a las Niola Doa (bellas mujeres); cuerpos femeninos adornados con líneas geométricas que aún hoy se observan entre las mujeres locales.

Parece que en otros lugares como Colombia o el Alto atlas se pueden observar símbolos actuales. En Colombia, en Sutatausa, se pudieron ver algunos símbolos esotéricos modernos, entre ellos la esvástica, una estrella de seis puntas y una trinaquia de origen celta. 



Los meakambut de Papúa Nueva Guinea eran desconocidos para el mundo exterior hasta la década de 1960. La antropóloga Nancy Sullivan envió en 2008 una expedición en busca de los meakambut y para hacer un in­­ventario de sus cuevas, donde vivían. Sullivan está estudiando las pinturas rupestres de la región: representaciones de manos hu­­manas en negativo sobre las paredes de las cuevas que constituyen un registro de generaciones de habitantes. Su equipo descubrió a 52 meakambut supervivientes, que conocían 105 cuevas por sus nombres pero solo utilizaban una veintena como refugio. En nueve de ellas hallaron recipientes de barro, cuchillos de hueso y pinturas de manos en las paredes, y en tres había cráneos humanos. 

Cada una tiene sus leyendas, que son estrictamente privadas. Solo el propietario de la misma puede difundir sus secretos. "Nos adentramos en la cueva y hallamos las pinturas" cuentan una expedición en National Geographic, "manos humanas en negativo, de los antepasados de John, pintadas en rojo y negro. No sabe qué antigüedad tienen (los meakambut no llevan ningún cómputo del tiempo), pero mu­­chas de las huellas prácticamente han desaparecido. Como los cráneos, esas manos parecen advertirnos que nos detengamos, que volvamos sobre nuestros pasos y nos marchemos." Pero en otras cuevas, las manchas carmesíes evocan la historia de un sangriento ritual de iniciación para jóvenes...

Los murales de Bonampak fueron descubiertos en 1946 y están considerados como uno de los tesoros más impactantes del México antiguo. En el Templo de los murales se muestra, con un asombroso realismo, la historia de una batalla, sus secuelas y la celebración de la victoria.
Se localiza en el centro de la selva lacandona y fue una de las ciudades más importantes del periodo Clásico tardío, entre los años 600 y 800.
Los frescos están en tres habitaciones y fueron pintados cerca del año 790 d.C. Se utilizó una compleja técnica donde se aplicaron pigmentos en un medio de agua con cal mezclado con un aglutinante orgánico. 
El entorno del sitio es de espesa selva, la cual da refugio a una abundante fauna, que incluye monos araña y aullador, osos hormigueros, tapires... y en las profundidades de la selva, aún pulula el sagrado jaguar.


En el poblado de Songho, en el País Dogón, hay una especie de refugio natural que tiene pinturas representando símbolos, seres mitológicos y bocetos de animales en rojo, blanco y negro. En este santuario cada 3 años tiene lugar la circuncisión de los niños de entre 10 y 12 años de las distintas aldeas de la región.
Según las creencias de los dogón, cada recién nacido tiene un único cuerpo habitado por dos almas, masculina y femenina, materializadas en el prepucio que es la parte femenina de los niños y el clítoris que es la parte masculina de las niñas. Ningún dogón es definitivamente hombre o mujer hasta que no se le ha circuncidado, es decir se ha eliminado el apéndice que le da la naturaleza del sexo opuesto.
Ambas prácticas no tienen similares consecuencias para ellos y para ellas ya que las niñas pueden sufrir hemorragias que incluso les pueden llevar hasta la muerte, además de un gran número de secuelas físicas y psíquicas que permanecen durante el resto de su vida.
Actualmente, la circuncisión de la niñas, que no es otra cosa que la ablación del clítoris, está prohibida, pero se sigue practicando en las aldeas más remotas en medio de ceremonias mantenidas en la intimidad.


---Yo estuve aquí--- esto vi.--, -- así lo siento --. dicen también los graffitis. Los arqueólogos han encontrado los graffitis más antiguos en las ruinas de las antiguas ciudades de Roma, Pompeya y también en monumentos del antiguo Egipto, y fueron los esclavos. Los orígenes del graffiti moderno son transgresores y cuestionadores, un medio de expresión de los marginados, de los clandestinos y de los perseguidos por ir en contra del orden establecido hoy. Y son los soñadores


Bansky

Fuentes:

http://whc.unesco.org/en/list/476 http://www.getty.edu/conservation/publications_resources/newsletters/21_3/feature.html
http://www.viajeros.com/diarios/darwin/pinturas-aborigenes-de-kakadu-el-amanecer-de-la-espiritualidad
http://www.youtube.com/watch?v=48qGnQ_y8xQ
http://es.wikipedia.org/wiki/Pintura_rupestre
http://www.abc.es/20120207/cultura-arte/abci-primera-obra-arte-humanidad-201202071253.html
http://www.youtube.com/watch?v=StbJAOCr6JI
http://www.con-versiones.com/nota0311.htm
http://en.wikipedia.org/wiki/Indigenous_Australian_art
http://www.deichmann-photo.com/files/tag-arnhem-land.html
http://gdeichmann.photoshelter.com/image/I0000FC4zM_uzv98
http://www.aboriginalartonline.com/art/rock2.php
http://www.rupestreweb.info/sutatextil.html
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=22138 
http://es.hujiang.com/new/print/422020/
http://www.nationalgeographic.com.es/2012/01/27/los_ultimos_nomadas_las_cuevas.html

sábado, 16 de marzo de 2013

Ecoantropología: entre lo que nos acaricia y nos aplasta.

"La nueva ciencia proporciona un enorme poder sobre la Naturaleza a fin de conquistarla, someterla y estremecerla en sus fundamentos" Bacon, Novum Organum.

"Sois las traidoras del saber, el obstáculo para la industria, las barreras de la virtud y el aguijón que nos conduce al vicio, la maldad y la ruina. Sois el paraíso de los locos, la plaga de los sabios y el gran error de la naturaleza." W. Charleston, Royal Society de Londres, sobre las mujeres.

"Este es un tiempo de asociarse y de tejer redes, no de estar solos. El fascismo surge cuando la gente tiene miedo y se siente desamparada." Yayo Herrero, es antropóloga y educadora, co-coordinadora de Ecologistas en Acción y directora de FUHEM, fundación para la investigación y divulgación de temas ecosociales y educativos. A continuación, copio y transcribo extractos de entrevistas, libros y charlas de su autoría.

"La modernidad nació en 1637, el año en que Descartes publicó su Discurso del Método. Desde entonces se pensó que es posible construir una ciencia objetiva, hasta que, a comienzos del siglo XX, la física descubrió que es imposible la neutralidad de la ciencia y se tomó nota de que la propia observación científica modifica la visión de la realidad que se observa. Pero ese poder de la ciencia, esa fe en ella, sigue estando presente en nuestra mentalidad actual. 

La modernidad trajo también la defensa de lo cuantitativo y propuso como incontestable el número: todo lo que se puede pensar, contar o medir. Sin embargo, hay muchos elementos cualitativos que son esenciales para vivir. 

Somos herederos del mecanicismo de Newton. La teoría de la relatividad y otros principios de la física han superado esa idea de que la naturaleza o el cuerpo humano funcionan como un reloj o una máquina ajustada. 

La revolución industrial junto a estas ideas de modernidad trajo un uso masivo de las energías fósiles del carbón, el petróleo y del gas, y de recursos naturales no renovables, agotados hasta la extenuación, que nos ha abocado a una gran crisis ecológica.
Donde este modelo es cuando esta Ciencia llega al mundo de la economía, para darle la vuelta a lo que somos los seres humanos antropológicamente y modificar los valores.

En la economía, el capitalismo aseveró que es posible reducir el concepto de valor al concepto de precio. Sólo tiene valor económico lo que puede expresarse en términos monetarios. Pero hay valores que no tienen precio: ¿cuánto valen la polinización o la capa de ozono? ¿cuánto valen las relaciones humanas y el cuidado de unas personas por otras? 

El segundo rasgo del capitalismo es que producir no es satisfacer necesidades humanas sino incrementar agregados monetarios. Sin embargo, hay en esos agregados muchos elementos de destrucción y existen, por el contrario, muchos bienes que no suman en el PIB. La salud, por ejemplo, no suma en el PIB, lo que suma es la enfermedad, porque el negocio farmacéutico no consiste en que la gente esté sana, sino en que consuma medicamentos. Si utilizamos en todo esta vara de medir del dinero, da igual producir bombas de racimo que racimos de uvas. En nuestro sistema económico, como todo se mide en dinero no es posible, como dice Jorge Riechmann "discriminar entre lo que nos acaricia y lo que nos aplasta"

"Uno: estamos en peligro, un peligro mortal. 

Dos: ya casi no podemos distinguir entre lo que nos acaricia y lo que nos aplasta; de forma que el trabajo en los márgenes del horror cobra una delicadeza de miniatura persa. 

Tres: no voy a renegar de mi trabajosa fidelidad a la frágil carne humana, con todos sus sudarios y todas sus resurrecciones, con todas sus humillaciones y todas sus epifanías. No voy a renegar."
Jorge Riechmann. Conversaciones entre alquimistas. Tusquets, 2007.

Una cultura que: 
- no conoce límites, 
- absolutamente individualista, 
- y que tiene un optimismo tecnológico no sujeta a la moral, 
es un naufragio antropológico, una recesión contraevolutiva. 

Sin límites:

El capitalismo nos ha traído el mito de un crecimiento sin límites, un desmedido optimismo sobre las posibilidades de la tecnología y una noción del trabajo que lo reduce sólo a aquel que se realiza mediante empleo remunerado sin tener en cuenta el trabajo doméstico y el trabajo de cuidar a las personas. La Ciencia de Descartes de "si puede hacerse, hágase" es definida como progreso. En términos de vida humana, nuestro propio cuerpo físico es el que nos marca los límites. Vivimos en cuerpos que son vulnerables. El capitalismo tampoco tolera que el cuerpo envejezca, enferme y muera, como si fuera una nueva mercancía que tiene que estar flamante y nueva.

Toda esta cadena de modificaciones tienen un cambio en la organización de la sociedad tremenda. Karl Polanyi, el antropólogo económico lo llamaba "La Gran Transformación" y denominaba al capitalismo el molino satánico, que termina demoliendo las bases que permiten que seamos sociedad. 


"¿En qué consistió satanic mill, este molino del diablo, que aplastó a los hombres y los transformó en masas? (...) ¿En virtud de qué
mecanismo se destruyó el viejo tejido social (...)

Se comenzó desacreditando las verdades elementales de la ciencia y de
la experiencia políticas para más tarde olvidarlas. La necesidad de
ralentizar en la medida de lo posible un proceso de cambio no dirigido, cuando se considera que su ritmo es demasiado rápido para salvaguardar el bienestar de la colectividad, es algo que no debería precisar de una explicación detallada. Este tipo de verdades corrientes en la política tradicional, reflejadas en las enseñanzas de los antiguos, fueron borradas del pensamiento de las gentes."
  
"La Gran Transformación" Karl Polanyi, el antropólogo económico.

Individualistas:


Somos seres totalmente interdependientes y sólo sobrevivimos gracias al cuidado que nos prestan otras personas a lo largo de toda nuestra vida. La supervivencia en soledad es radicalmente imposible. La idea de autonomía o independencia asociada a la libertad ilustrada es una falacia. El individualismo es también otro rasgo de la cultura neoliberal. El homo oeconomicus sólo desea satisfacer su propio beneficio y egoísmo, y fía la suerte de todos al mercado. Pero al mercado sólo concurren quienes tienen solvencia para demandar. Así se pierden los hilos de solidaridad. El fascismo surge cuando la gente tiene miedo y se siente desamparada. 

Hay muchos pueblos que no están bajo esta lógica capitalista que se organizan así, y hay muchas culturas alrededor nuestro que tampoco. Es más, la relación dentro de nuestros hogares y familiares tampoco sigue con la lógica capitalista. Martine Senegale, una antropóloga francesa en su "Antropología histórica de la familia" dice que el trabajo que hoy llamamos de reproducción o doméstico, no era un trabajo minusvalorado.

Tecnociencia.


De la idea de que las personas estamos por encima o fuera de la naturaleza, de esta idea antropocéntrica, surge mitologías como la del superhombre nazi, o el hombre nuevo stalinista, o el hombre nuevo tecnológico que está por encima de cualquier problema. Hay un salto enorme entre la trivialidad y ligereza de algunos actos y las consecuencias que tienen. Por ejemplo, basta apretar un botón para que se descargue una bomba, o para disparar un misil o para que nuestros planes de pensiones devoren territorios y miles de vidas humanas. Somos incapaces de articular reglas morales, porque la moral se basan en poder anticipar las consecuencias de nuestros actos, y decidir sobre ello. Muchos de nuestros actos cotidianos tienen consecuencias que no conocemos. Es una tecnociencia sin estar sujeta a la ética o por la moral y no tiene control social. 

Densidad poblacional.


Cuando hablamos de control de natalidad o control demográfico, solemos caer inmediatamente en la necesidad de controlar en aquellos lugares en los que la natalidad es muy grande. Cuando se habla de demografía hay que pensar en huellas ecológicas, en cuánto consume la gente. Si pensamos en la densidad de población, el país más densamente poblado es el Vaticano, y se supone que no se reproducen. Después nos encontramos con toda la zona del norte de Europa, Holanda, Luxemburgo, Bélgica... son territorios alicatados, está asfaltado todo, no se produce nada que sirva para estar vivo. No se puede vivir con lo que producen sus propios territorios. Etiopía exporta muchas toneladas de grano a los países ricos.

De hecho, siempre que las mujeres tienen control sobre su propio cuerpo, empíricamente los niveles de natalidad bajan. Se han realizado esterilizaciones forzosas, por ejemplo en el Perú de Fujimori, o el control de natalidad en China, aumentando el feminicidio. Pero el control siempre ha sido sobre el cuerpo de la mujer, nunca ha habido vasectomías forzosas.. 

Claves fundamentales son:


... hacernos cargo responsablemente de nuestros actos y recuperar la cooperación. La cooperación ha sido una estrategia de primer nivel en la naturaleza, y los seres humanos eso lo hemos llevado al extremo. 

Debemos hacernos cargo de nuestros propios actos y recuperar la moral civil: la Política. El trabajo colectivo, de cooperación y solidaridad para buscar el bien común. 

Este es un tiempo de asociarse y de tejer redes, no de estar solos, buscar encuentros y a veces realizar el hermoso ejercicio de libertad de renunciar a parte de lo que se quiere para que todos puedan llegar a los mínimos de lo que necesitamos. 

Se trata de construir otra economía que ha de ser compartida, suficiente, solar, cíclica, lenta y diversa. Uno de sus ejes es la igualdad que se hace cargo de los más débiles y se atreve a cuestionar el tabú de la propiedad privada acumuladora y abusiva. 

Como dice el filósofo Santiago Alba Rico, esperanzadamente:

"al gran tumor del sistema le ha salido un bultito de salud". 


Fuentes:

Cambiar las gafas para mirar el mundo. Una nueva cultura de la sostenibilidad. - Yayo Herrero, Fernando Cembranos y Marta Pascual (coords.)
http://www.noticiasdenavarra.com/2013/02/24/sociedad/navarra/al-gran-tumor-del-sistema-le-ha-salido-un-bultito-de-salud
https://docs.google.com/viewer?a=v&q=cache:jBAYHnqxjHIJ:www.rebelion.org/noticia.php%3Fid%3D162354+&hl=es&gl=es&pid=bl&srcid=ADGEESibcbSahnHBOZEdoAUHvdtBv89VPAdxvp7BUtBqMpS4cJW6f82CMnuQP0ILFXb0xTG-rgUAeBmhjz5O7fB58PNeU2aXjeCOZz72ifSRuYOZHYMApE21LP62bT-e8MpCZ7a23r20&sig=AHIEtbStJ38S2AIKt6hLGV36qSeA2UB2iw

lunes, 11 de marzo de 2013

Ciberantropología: las redes sociales y el caos.

"Se sabe que las redes sociales y la afluencia de información masiva sirven para ampliar diferencias." Jorge Miceli, antropólogo.

"Si cambian las cosas off line, tarde o temprano podrán cambiar en el ciberespacio." Marián Moya, antropóloga.

"Estos movimientos radicales no tienen jerarquía, así que el Estado no tiene con quién negociar, no los pueden cooptar.” James Scott, antropólogo y miembro de Ocuppy Wall Street.


Los gobiernos odian internet fundamentalmente porque es un desafío básico a lo que siempre fue el fundamento de su poder: el control de la información de la comunicación”, afirma Manuel Castells, sociólogo.

“Los gobiernos dicen Internet sí, pero para lo que a mí me sirva, y ponen los mismos casos: pornografía infantil y el terrorismo, como si fueran problemas de internet y no de la sociedad. Los gobiernos odian que algo se escape a su control, pero al mismo tiempo tampoco pueden tener un poquito de internet. Internet o está o no está”

"Sin ánimos de desautorizar al prestigioso Manuel Castells" -comenta por su parte el antropólogo Daniel Miller, autor de "Tales of Facebook"- "Facebook es diametralmente opuesto a internet. En Facebook sientes que perteneces a una comunidad, tanto para las cosas buenas como para las malas, mientras que internet promueve el anonimato. Internet no es una comunidad como tal, es decir, un pequeño grupo de personas que viven juntas, donde todo el mundo lo sabe todo de los demás, donde hay chismes, donde todo se acaba sabiendo..."

"Es así hasta el punto de que hay gente que siente la presión de vivir en un pueblo pequeño dentro de Facebook. Un joven me explicó que se sentía presionado porque sus primos querían que jugara con ellos a Farmville y no sabía cómo decirles que no."
"Se ha dado demasiada importancia a la confidencialidad y, en cambio, no se ha analizado por qué hay tantos usuarios en Facebook: porque mucha gente se siente sola. La soledad es un problema mucho más importante en nuestra sociedad que la confidencialidad. En el fondo, Facebook nos da lo que nos falta en la vida real.

El antropólogo Marc Augé, opina que "Basta con abrir Internet para darse cuenta de que casi todo lo que circula allí es oralidad primitiva, primaria. Se cree que basta con ingresar en ese universo para pertenecer a la comunidad de los comunicantes. Eso es ilusorio. No pertenecemos a nada. En nuestra computadora tenemos toda la ilusión del mundo, pero ese conocimiento sólo es útil para quienes ya saben algo."

David Le Breton, antropólogo del cuerpo, afirma que "Internet es el universo de la máscara, porque no es una presencia viva del otro. Como dicen los norteamericanos, "en Internet nadie sabe que usted es un perro". Uno no es más que quien dice ser, uno se construye un personaje y es un relato que hace sobre sí mismo. Hay una construcción ficticia del mundo. Cuando en Facebook una persona dice "tengo 300 amigos", eso basta para mostrar que hay un cierto ridículo allí. Nos sentimos cada vez menos dentro de nuestro cuerpo."

Las redes sociales están de moda. Sitios para empacharse de amistad como Facebook y Myspace, sitios para contactar ex compañeros de trabajo o de colegio como Linkedin, blogs de todo tipo y color: diversas maneras de contactarse y cumplir con el mandato de la era informacional: comunicarse o perecer. Pero, en realidad, las redes sociales están hace tiempo. 

Los estudios del antropólogo Carlos Reynoso se centran en las redes sociales en su extensión, que  no es poco: difusión de modas, clientelismo político, tráfico de armas y de estupefacientes, problemas de epidemiología, difusión de ideas y rumores... por mencionar algunas de las múltiples aplicaciones. “Es que cualquier fenómeno dinámico, puede llegar a ser estudiado mediante las redes complejas”, asegura.

“Antropocaos”, un colectivo académico de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, bajo el ala de Reynoso, analiza este tema a través de la Teoría del Caos y la Complejidad, para el diseño de programas, simulaciones, modelos... Los antropólogos Jorge Miceli, Ramón Quinteros, Marián Moya, Mora Castro y Sergio Guerrero explican su trabajo.

Guerrero utilizó: "un método que se llama “bola de nieve”. Empecé con algunos blogs centrales fui viendo con cuáles se relacionaban. Esto también se da con la distribución de una nueva droga: se transmite del boca a boca.

Moya da más ejemplos "Es más, para el primer análisis del origen del sida se utilizó análisis de redes sociales para inferir los nodos generadores de la epidemia. También se ve en política: las redes clientelares son redes inherentemente sociales y el fenómeno de la corrupción es justamente un fenómeno de redes sociales." Quinteros añade "el análisis de redes sociales en el fútbol, en el desarrollo del juego. Se ve cómo se distribuyen las cadenas de pases que se dan dentro de un partido."


"Es una derivación de la teoría de grafos del siglo XVIII ideada por el matemático Leonard Euler. De alguna manera habla de la unidad de los procesos en la naturaleza. Los procesos sociales no son tan distintos a los procesos naturales, o incluso a procesos inorgánicos. Aunque muchas veces pensemos que somos más complejos, más evolucionados, en muchos aspectos funcionamos de la misma manera que los organismos más simples."

“Los cambios fueron un baldazo de agua fría hasta para los autores de ciencia ficción –se anima Carlos Reynoso–. Prácticamente nadie anticipó la Web. Es más: las computadoras personales iniciaron su auge a mediados de los ochenta, y por esa misma época la antropología canónica insistía en reivindicar el ‘contacto cara a cara’ y el trabajo en aldeas exóticas. Justamente lo contrario de lo que precisábamos.” 

Ante el tsunami informático, se hizo urgente reconocer que en esos reinos pixelados se estaban desarrollando procesos de socialización importantes. Así surgieron los “ciberantropólogos”, “estudiosos de las ciberculturas” o “antropólogos virtuales".

Aún hoy “En general, Internet no es tenida en cuenta como herramienta para hacer trabajo de campo, y los que se dedican a estos problemas son acusados de ‘no estar comprometidos con la realidad’”, denuncia. 

Para Jorge Miceli, “‘red social’ es un slogan con buen marketing que se usa acá o allá. En rigor, casi nadie sabe qué son”.

Reynoso continúa: “La noción de ‘redes sociales’ viene justamente de la antropología. Es un aporte que hizo la escuela de Manchester en la década del cincuenta. Lo insólito es que cuando la web estaba por explotar, alrededor del ’97-’98, estos tipos empezaron a decir que aquella idea era –cito textualmente– ‘un caballo muerto’”, recuerda Reynoso.

"Se encontraron con que la estructura de las redes era muy distinta de lo que se suponía. Y acá cuando decimos “red” estamos hablando de algo que no tiene que ver necesariamente con Internet, sino que puede referirse a un conjunto de amigos, de colegas, etcétera. Hasta entonces, había dominado la concepción “aleatoria” de las redes. Se creía que dejaban que te relacionaras de forma relativamente azarosa. Sin embargo resultó que, luego de cierto período, tendían a estabilizarse con unos pocos que tenían mucho y muchos que no tenían nada. Y eso en términos de status, poder económico y muchos otros aspectos.
Se trata del célebre “efecto San Mateo”. El nombre, acuñado por el sociólogo estadounidense Robert Merton, se inspira en el inquietante versículo: “Porque a cualquiera que tiene, le será dado, y tendrá más; pero al que no tiene, aún lo que tiene le será quitado”.

"O sea que en las redes sociales la horizontalidad sería una ilusión. Son un ámbito donde se construye desigualdad. Ahí la fórmula para ir “trepando” es relacionarse con el que está en mejor posición que uno. De ahí que se cumplan las “leyes de los mundos pequeños”. Esto es, que la mayoría de los “nodos” –que en el caso de Facebook son las personas– pueden ser alcanzados desde cualquier otro nodo a través de un número pequeño de conexiones. Eso es porque uno no se detiene en los nodos “poco importantes”, sino que jerarquiza y va cortando camino hasta llegar adonde quiere."
 
Jorge Miceli añade: "Es importante tener en cuenta eso, porque es muy corriente oír que “la tecnología es democratizante” en sí misma. Por el contrario, se sabe que las redes sociales y la afluencia de información masiva pueden servir –y de hecho sirven– para ampliar diferencias. Hay estudios que demuestran que el bombardeo informativo hace que los que menos saben sepan cada vez menos. Ante información en cantidad, hay sujetos que ven decrecer su capital cognitivo, se marean. Porque recibís la data y te linkeás con otros en función de tu condición de clase, de tus herramientas de lectura, etcétera. Entonces se habla de “contactarse a Internet” como si eso fuera necesariamente positivo. Es una estupidez: te contactás rápido, sí. No obstante, es como si plantearas que mirar televisión es bueno per se.

"Al mismo tiempo, al interior de una red social, el que tiene más vínculos tiende a crecer más que los otros. Es como si en un momento la gente se plegara a lo que hacen otros y canjeara su sentido crítico por el deseo de obedecer a la moda, lo que origina estas popularidades “explosivas” que se dan periódicamente.

Reynoso opta por rememorar su paso por Microsoft. “Fui contratado como gurú, para evaluar hacia adónde debían ir. Sin embargo, por más que propusieras modificaciones, la última palabra siempre la tenía ‘la gente de negocios’. Esa es la situación dominante.” 

“En consecuencia –cierra Marián Moya– lo que vendrá no tiene que ver con desarrollos que ocurran en la Web, sino sobre todo con lo que pase afuera. De última, la relación fundamental es la que se establece entre humanos, no la de los humanos con las máquinas. Si cambian las cosas off line, tarde o temprano podrán cambiar en el ciberespacio. De lo contrario, la tendencia general será seguir reproduciendo adentro las desigualdades de afuera.”

Al hilo de esta idea, otro antropólogo, James Scott, decía: “La paradoja de la democracia es que – supuestamente – debe crear un sistema para hacer posibles cambios sociales a gran escala, sin violencia y sin irrupciones, mediante un proceso legal en el que se eligen personas; pero el hecho es que los grandes cambios radicales no han sucedido como producto de una legislación o elecciones, sino que han sucedido en las calles, en levantamientos que amenazan con salirse de control y en los que las élites estaban asustadas, aterrorizadas y tomaron cartas en el asunto rápidamente para poder apagar la revuelta.” 

"Estos movimientos radicales no tienen jerarquía, así que el Estado no tiene con quién hablar (negociar). No hay liderazgos. Son movimientos populares sin estructura jerárquica, así que no los pueden cooptar.” 

“No importa tanto hasta qué punto estos grupos logren o no sus objetivos inmediatas, pues lo realmente importante es que están creando redes que son un muy valioso recurso para la movilización popular.
Si surgen ocupaciones espontáneas, hay que aprovechar la capacidad de los movimientos autónomos locales de crear redes sociales.”



Fuentes:


http://www.pagina12.com.ar/diario/ciencia/19-95728-2007-12-05.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/17-17335-2010-03-22.html
http://www.revistaenie.clarin.com/ideas/Carlos-Reynoso-complejidad-redes-sociales-futbol_0_589741036.html
http://d.yimg.com/kq/groups/13334744/747498768/name/Complejidad+y+Caos+-+Una+Exploracion+Antropologica.pdf
http://vimeo.com/32238461

http://www.uoc.edu/portal/es/sala-de-premsa/actualitat/entrevistes/2011/Daniel_Miller.html
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=140760
http://www.lanacion.com.ar/1285826-david-le-breton-internet-es-el-universo-de-la-mascara